Maradona tuvo mil problemas con las drogas y su volcánico carácter

El Pelusa tropezó y se levantó en incontables ocasiones por culpa de sus adicciones

Lejos del césped vivió con la misma intensidad con la que jugó; su vida no fue una balsa de aceite

Muere Diego Armando Maradona a los 60 años | ZML

El Pelusa tropezó y se levantó una y mil veces a lo largo de su vida, que estuvo marcada en muchos momentos por sus problemas con las drogas y por las malas compañías que no supo evitar. El propio Maradona reconoció en su día que empezó a coquetear con las sustancias prohibidas durante su breve etapa en el Barcelona, aunque sin duda fue durante su estancia en Nápoles, donde hizo migas con la Camorra, donde consumó su caída a los infiernos. La culminación llegó en 1994 en el Mundial de Estados Unidos, donde un control andidopaje volvió a poner de manifiesto su adicción a la cocaína.

Maradona se vio obligado a visitar diversas clínicas y centros de rehabilitación para intentar superar su adicción a las drogas, las mismas que le obligaron a colgar definitivamente las botas en 1997 mientras defendía la camiseta de Boca. En 2000 viajó a Cuba  para iniciar un tratamiento de desintoxicación.

señales de alarma

Cuatro años después su corazón empezó a dar señales de alarma y fue ingresado en dos ocasiones. En 2005 sus problemas de salud se agudizaron y el astro argentino tuvo que someterse en Colombia a una operación de reducción de estómago después de llegar a los 210 kilos. Su salud fue siempre su punto débil. En 2007 estuvo ingresado en diversos centros médicos de Buenos Aires, incluido una clínica psiquiátrica.

Su vida personal nunca fue una balsa de aceite. Su volcánico carácter le ocasionó muchos dolores de cabeza y le llevó a protagonizar infinidad de polémicas y a pasar innumerables veces por los tribunales.

peleas y reconciliaciones

Maradona vivió con la misma intensidad con la que jugó, dispuesto siempre a caminar por el filo de la navaja. Protagonizó mil peleas y reconciliaciones con la que fue su esposa Claudia Villafañe, con la que tuvo dos hijas, Dalma y Giannina. Tuvo otro hijo, Dieguito Fernando, con la que fue su pareja Verónica Ojeda. Tardó muchos años en reconocer legalmente a otros hijos que tuvo fuera de su matrimonio, Diego Júnior y Jana. Y en el momento de morir tenía otros dos reclamando su paternidad en los tribunales.

Fue siempre un personaje de excesos. En 1994 disparó con una escopeta de aire comprimido a los periodistas que asediaban su domicilio después de su positivo por cocaína. Y veinte años después su entonces pareja Rocío Oliva difundió un vídeo donde se veía a Maradona agrediéndola totalmente borracho.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil