Sport.es Menú

Los penaltis dan la Taça al Sporting de Lisboa

Los capitalinos se coronaron tras empatar desde los once metros en el descuento

El Oporto falló tres de cuatro penaltis

El Sporting, campeón de la Taça
El Sporting, campeón de la Taça | AFP

El Sporting de Lisboa se alzó con la Taça en una final épica, que empató Bas Dost desde los once metros en el descuento remontando el gol inicial de Andrade y que se decidió en la tanda de penaltis.

Francesc Ripoll

FICHA TÉCNICA

Taça da Liga

OPO

1-1

SPL

Oporto

Vana; Militao, Felipe, Pepe, Telles; Corona (Pereira, 82'), Herrera, Óliver Torres (Hernani, 94'), Brahimi; Marea, Andre Pereira (Andrade, 79').

Sporting de Lisboa

Ribeiro; Ristovski, Pinto (Petrovic, 53'), Coates, Acuña (Jefferson, 46'); Rapinha, Gudelj (Diaby, 83'), Wendel, Fernandes; Nani, Dost.

Goles

1-0 M. 79 Andrade. 1-1 M.92 Dost (pen.). 1-3 en los penaltis.

Árbitro

Joao Pedro Pinheiro. TA: Cornoa, Felipe, Óliver Torres, Marega; Pinto, Acuña, Nani, Ristovski, Petrovic, Fernandes, Ribeiro.

Incidencias

Partido disputado en el Estadio Municipal de Braga

La primera mitad tuvo poco fútbol y muchas interrupciones, fruto de la intensidad impuesta por parte de los dos equipos propia de una final. El choque se paraba constantemente y el gran número de faltas contrastaba con la falta de ocasiones por parte de ambos equipos. La más clara la tuvo Andre Pereira con un testarazo que se marchó por encima del travesaño por muy poco. Los 'leones', por su parte, probaron suerte con un zurdazo de Nani y un tiro libre de Bruno Fernandes, ambos faltos de puntería.

Poco cambió el guión en la segunda mitad. Muy brusco el juego por parte de ambos conjuntos, aunque en un descuido, emergió la figura de Andrade. Repitió como goleador (también anotó en las semis), y aprovechó un error garrafal de Ribeiro para anotar el gol que daba el título. Al meta brasileño se le escapó el cuero de las manos tras un flojo disparo lejano, y su compatriota aprovechó para meter la bota, haciendo estallar la locura en Braga.

Y cuando todo parecía indicar que el Oporto se iba a llevar el gato al agua, el VAR confirmó un penalti para el Sporting de Lisboa, que se encargó de transformar Bas Dost. La Taça se iba a decidir desde los once metros.

Finalmente, fueron los capitalinos los que alzaron el título. Erró tres penas máximas el Oporto y acertaron en tres ocasiones los lanzadores del Sporting, que se hicieron con el primer trofeo del curso.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil