El Lille deja también sin Supercopa al PSG

Un gol de Xeka al filo del descanso fue suficiente para conseguir su primer Trophée des Champions

Después de quitarle la Ligue 1, ahora los 'dogues' dejan a Pochettino sin un nuevo título

Xeka celebrando el gol que dio la primera Supercopa de Francia al Lille
Xeka celebrando el gol que dio la primera Supercopa de Francia al Lille | Twitter Lille @losclive

Adrià Corominas

La temporada en Francia empezó como acabó la anterior, con un Lille liderado por Yilmaz dispuesto a amargarle la existencia al todepoderoso PSG y quitándole de nuevo otro título. Los 'dogues' se impusieron por 1-0 y consiguieron la primera Supercopa de Francia de su historia.

FICHA TÉCNICA

Supercopa de Francia

LIL

1-0

PSG

Lille

Jardim; Djalo, Fonte, Botman, Reinildo; Luiz Araújo (Ikoné, 85'), André, Xeka (Yazici, 79'), Bamba (Bradaric, 85'); Yilmaz, David (Weah, 76').

PSG

Keylor Navas; Hakimi, Kehrer, Kimpembe (Kurzawa, 81'), Diallo; Ander Herrera, Danilo, Dina-Ebimbe (Wijnaldum, 71'); Draxler, Icardi, Kalimuendo (Ismael, 81').

Goles

1-0, M. 45 Xeka.

Árbitro

Igal Frid (israelí)

Incidencias

T.A.: Kehrer (30'), Dialo (52'), Araújo (78'), Draxler (84'), Jardim (92'), Danilo (93').

El turco, pese a su edad, sigue con hambre de títulos. Solo necesitó 5 minutos para recordarle de nuevo a Pochettino que los ‘dogues’ querían seguir escribiendo su historia particular añadiendo un nuevo título al palmarés.

Suya fue la primera, con un tiro libre que desbarató Navas. También la segunda, un minuto después, que volvió a salvar Navas con un pie providencial tras un mano a mano dentro del área. Y la tercera, tras una contra perfecta del Lille que no supo finalizar.

Tanto insistir tuvo su premio. No marcó, pero de sus pies salió también la asistencia para Xeka, justo antes de ir al descanso, que con un trallazo imparable desde fuera del área anotó el gol que a la postre supuso la conquista del título.

Pocos argumentos

En medio de esto, dominio estéril de un PSG que compitió con un once plagado de suplentes por culpa de las lesiones y de los internacionales que todavía están de vacaciones.

Los de Pochettino domaron el balón, pero se lo tomaron con calma, sin arriesgar más de la cuenta sabedores de las intenciones del Lille, que pese a cambiar a Galtier por Gourvennec como comandante de la nave, siguen con el mismo patrón de juego: ocupar bien los espacios en defensa y buscar contras para sorprender.

Con este panorama, y con poco ritmo de competición, los ataques parisinos se limitaron a centros de Kalimuendo desde la izquierda y de Hakimi, que debutaba, desde la derecha, pero sin encontrar nunca a Icardi.

Solo Draxler, con un zapatazo desde la frontal, hizo esforzar a Jardim todavía con 0-0.

El efecto Wijnaldum

En el segundo tiempo, y con ventaja en el marcador, el Lille siguió con su plan, bien plantado en defensa y con un juego mucho más directo y menos elaborado.

Pero no contaba con la aparición de Wijnaldum, que revolucionó el conjunto parisino con su debut. Con él en el campo, el PSG hizo un paso adelante y generó mucho más peligro.

De sus pies salió la asistencia que dejó solo a Icardi, que marcó en fuera de juego, y las mejores ocasiones de un PSG que vio de nuevo impotente como el Lille, esta vez, le dejaba sin la posibilidad de conquistar su novena Supercopa consecutiva.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil