Las claves que definirán la batalla UEFA-Manchester City

Los próximos tres meses serán de mucha actividad en los juzgados, con ciertos puntos de inflexión que van a definir la sentencia final

Estas son las claves por resolver, y los argumentos de cada bando, en la sanción a la que se enfrenta al Manchester City

 Uno de los hombres más importantes del City, con pasado culé, ha hablado sobre la sanción FIFA esgrimiendo que las acusaciones vertidas sobre el equipo son falsas | Manchester City

Tras conocer la sanción de la UEFA al Manchester City, el club tardó muy poco en confirmar su recurso al TAS. Los próximos tres meses serán de mucha actividad en los juzgados, con ciertos puntos de inflexión que van a definir la sentencia final. Estas son las claves por resolver, y los argumentos de cada bando, en la sanción a la que se enfrenta al Manchester City.

Pol Ballús

El precedente de 2014

El Manchester City ya fue sancionado en relación al Fair Play financiero en 2014. Aquello se cerró con un acuerdo entre UEFA y club: multa económica, reducción del gasto en sueldos y límite en la inversión futura. En el siguiente mercado de fichajes el City no pudo invertir más de 49 millones de libras.

Dicho acuerdo ya incluyó parte de los mismos años que se investigan ahora. La reciente sanción de la UEFA argumenta irregularidades en los balances de 2012 a 2015. Un argumento de defensa del club en este proceso muy probablemente se basará en que estas cuentas ya han sido analizadas, procesadas y cerradas ante la UEFA, que lo firmó en el acuerdo. El City cuestionará si se podía reabrir el caso. Ahora le tocará decir al TAS si así fue.

Los emails “hackeados”

La información publicada por Football Leaks, obtenida en los emails filtrados por el ‘hacker’ portugués Rui Pinto, fueron el motivo por el cual la UEFA reabrió la investigación. Desde el inicio del proceso, en 2018, el City denunció el modo de obtención de dichas pruebas. La organización hizo caso omiso para seguir con el caso.

El TAS podría hacer lo mismo. Hay precedentes en los que se consideraron datos obtenidos de forma ilegal para valorar el caso. La ley dice que se podrían usar información obtenida de forma ilegal si es “imprescindible para la investigación”. ¿Lo será para el tribunal europeo? Para la UEFA lo fueron. Desde el Manchester City aseguran haber entregado suficientes pruebas legales y auditadas que contradicen los indicios de los emails.

La UEFA se permite “perder”

Con los dos años de sentencia, la organización tiene margen de maniobra: podrían estar abiertos a reducir el castigo a un año, simular que ceden terreno y aún así aplicar un castigo importante.

En el club da la impresión que no ven espacio para las medias tintas. La estrategia judicial irá a reducir la sentencia al completo. Una reducción a un año se podría ver como una “victoria” por parte de la UEFA, que empezó este partido asegurándose un gol de ventaja.

¿Sanción en la Premier?

Mucho se ha hablado de la afectación que puede tener en la liga. En los últimos dos años, el Manchester City ha pasado cuatro investigaciones de las mayores instituciones de las que esta rodeado: FIFA, FA, UEFA y Premier League.

Las dos primeras las ha superado. La de la Premier sigue su curso. En Inglaterra hay cierto corriente de empatía hacia el City y contrario el Fair Play financiero. Casi la totalidad de los clubes de la Premier están controlados y financiados por grandes inversores foráneos. Incluso Gary Neville, leyenda del United, se posicionó contra el reglamento. Existe en el club la confianza de que la investigación de la Premier también se superará. Aunque, claro está, la decisión puede depender también de lo sentencia del TAS.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil