La 'aldea gala' bielorrusa no cede y sigue a lo suyo pese al coronavirus

Este viernes se han disputado los dos primeros partidos de la 3 jornada de la Liga de Bielorrusia

Bielorrusia es el único país en el que se mantienen las competiciones, aunque a puerta cerrada

El Dinamo Minsk se estrenó ante el Torpedo Zhodino
El Dinamo Minsk se estrenó ante el Torpedo Zhodino | FK DINAMO

Mientras el planeta se encuentra prácticamente paralizado, sin eventos deportivos y con la economía bajo mínimos, Bielorrusia continúa con una extraña política de desafío ante el coronavirus.

Si bien todos los encuentros se están disputando sin públicos, la antigua República de la Unión Soviética ha iniciado este viernes una tercera jornada de la Premier Liga que se completará entre el sábado y el domingo en plena pandemia.

De hecho, a comienzos de semana el presidente bielorruso Aleksdandr Lukashenko disputó un partido de hockey hielo, una de sus grandes pasiones. "¿Veis el virus por algún lado?", exclamó a la prensa camino de los vestuarios.

Los dos choques que han tenido lugar este viernes se han saldado con la victoria por 2-0 ante el Torpedo Zhodino de un Dinamo Minsk que inaugura su casillero de puntos y con el triunfo del Gorodeya (0-1) en el feudo del colista Bobruisk.

Con el brasileño Danilo como uno de sus referentes, el Dinamo Minsk se adelantó en el 21' con un tanto del joven bielorruso Klimovich y sentenció su triunfo al borde del descanso gracias al gol de croata Karlo Brucic, un jugador que coincidió la pasada temporada con el exazulgrana Andrés Iniesta en Japón.

El estadio Traktor de Minsk, completamente vacío | FK DINAMO

Con capacidad para algo más de 16.000 espectadores, el Traktor de la capital bielorrusa era el paradigma de la soledad y la tristeza, de la derrota del deporte ante un COVID-19 que sigue sin dejar tregua.

Unos 160 kilómetros al sureste de Minsk y a escasos 250 de Chernobyl, Bobruisk acogió el segundo encuentro del viernes en su diminuto estadio Spartak, en el que no caben ni 4.000 espectadores.

Con un par de decenas de aficionados en las gradas que desafiaron la normativa de forma extraña, el cuadro local se hunde en la tabla al sumar su tercera derrota al caer a menos de un Gorodeya que sumó sus primeros puntos gracias al tanto de serbio Lajar Sajcic en el 66'... tres minutos después de ingresar al campo.

Extraña presencia de algunos aficionados en Bobruisk | FK BOBRUISK

Para este sábado están previstos otros tres encuentros de la máxima categoría: Soligorsk-Neman Grodno, BATE Borisov-Rukh Brest y Brest-Slavia Mozyr. Y la jornada se completará el domingo con el Energetik BGU-FK Minsk, el Vitebsk-Smolevichi y el Isloch Minsk-Slutsk.

Por tanto, Bielorrusia sigue adelante con su plan de casi máxima normalidad en su lucha contra el coronavirus pese a que en las calles de sus principales ciudades empiezan a verse cada vez vez más ciudadanos con mascarillas.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil