Gallardo, el más ‘copero’ de la historia de River Plate

Gallardo, el más ‘copero’ de la historia de River Plate

Marcelo Gallardo, entrenador de River Plate
Marcelo Gallardo, entrenador de River Plate | Juan Mabromata | AFP

El Muñeco se convirtió en el primer entrenador en dirigir a un equipo en ocho Copas Libertadores seguidas

El técnico ha convertido a los 'millonarios' en el mejor equipo de Argentina y Sudamérica

Marcelo Gallardo es el entrenador más ganador de la historia del River Plate. En sus ocho años al frente del equipo Millonario lo convirtió no solo en el mejor equipo de Argentina, sino de Sudamérica. Durante su ciclo, pobló las vitrinas con 14 títulos de los cuales la mitad son copas internacionales. Y ratificó su condición de entrenador de un equipo ‘copero’. Fue alla por 2014, en la Copa Sudamericana cuando venciendo a Atlético Nacional cortó la sequía de su equipo, de 17 años sin ganar títulos internacionales.

Y el último miércoles, cuando River enfrentó a Alianza Lima en su debut en la Copa Libertadores 2022, Gallardo rompió otro récord: se convirtió en el único entrenador en la historia de la competición en dirigir a un equipo en ocho ediciones consecutivas.

El Muñeco se sentó en el banquillo para afrontar su primera Copa Libertadores en River Plate en 2015. Y como si fuera una profecía del éxito posterior, en ese mismo certamen cortó la racha negativa del equipo Millonario de 19 años sin conquistar la ‘Gloria Eterna’. Volvió a repetir la gesta en la Copa Libertadores en el 2018. Fue el orfebre del equipo que la conquistó nuevamente en la inolvidable final ante Boca Júniors, el máximo rival, en Madrid. Y en 2018, cayó frente a Flamengo en los minutos finales por obra de su verdugo, Gabigol.

¿Pero cómo Gallardo transformó a un River que llevaba 17 años son conquistar títulos internacionales?

Lo explica Leonardo Ponzio, el emblemático capitán de su ciclo: “Gallardo es el comandante. Da la orden. Cuando el mensaje es claro y se sabe por qué, se valora mucho más. Hay una base. Un equipo. No hay un jugador salvador. Se van armando grupos y un equipo que representan lo que Gallardo quiere. Hace cinco años que el equipo no depende solo de un hombre. Si le va bien a uno, le va bien a todos. Nadie se salva solo. Cuando uno se hace fuerte, los rivales lo respetan por lo que hemos ganado. Y lo valoramos. Se va creando una mística. Con la camiseta no se gana, pero cuando vas a cualquier campo y juegas de la misma manera de local y visitante... Todos hemos tenido el momento de idolatría en base a un funcionamiento. Pero sobre todo somos un equipo”, analiza.

El Muñeco se reinventa cada temporada porque sus jugadores cambian. El club necesita vender y cada mercado, pierde algunas de sus figuras. Sin embargo hay una base estable que se mantiene en el tiempo. Y aunque modifique los sistemas de juego hay algunas claves de su modo de conducción que lo han llevado al éxito: la mentalidad ganadora; el liderazgo, la personalidad para tomar decisiones; la preparación física para desarrollarla presión constante sobre el rival; el pragmatismo por el cual no se casa ni con sistemas de juego ni con futbolistas.

En el inicio de la Copa Libertadores, el River de Gallardo buscará imponerse desde el juego y agigantar su leyenda de equipo aspirante al título y ‘copero’.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil