El dilema del que nadie habla: ¿Y quién arbitraría la Superliga?

Si FIFA y UEFA, además de las federaciones nacionales se niegan a la nueva competición, hará falta un nuevo cuerpo de árbitros

El VAR en los partidos solo puede ser implementado con un acuerdo escrito por parte de la FIFA

La Superliga europea de fútbol: equipos participantes, formato y fechas | Stats Perform

La Superliga Europea ha creado muchos debates y temas de los que hablar. Pero hay uno que aún no se ha comentado demasiado, y es muy relevante para el devenir de la competición. Se trata de los árbitros, un colectivo poco valorado pero muy importante para el desarrollo del juego. Si tanto UEFA como FIFA, así como las Federaciones nacionales, se niegan a reconocer la nueva competición, y es simplemente iniciativa de los clubes participantes... ¿Quién arbitraría la Superliga?

Los árbitros dependen en su totalidad de las federaciones nacionales de su país y, a la vez, los seleccionados, forman parte del cuerpo arbitral UEFA y FIFA que dirigen competiciones internacionales, tanto entre clubes como entre combinados nacionales, como Eurocopas, Copas Américas o Mundiales.

Ante la negativa de todos los organismos competentes para la designación de los árbitros a aceptar la implantación de la nueva competición, parece improbable que ninguno de ellos ceda a sus colegiados para dirigir partidos de ésta. Se abre ahora el debate entre tantos otros de quiénes serán las personas que sean las encargadas de arbitrar y dirigir partidos de máxima exigencia internacional, además de ser partidos que, si quieren implementar la tecnología VAR, necesitan la aprobación de la FIFA, y árbitros (o otras personas) también formados para ello.

"La actuación de los VAR solo estará permitida cuando el organizador del encuentro o de la competición cumpla todos los requisitos del Protocolo del VAR y los requisitos de implementación (descritos en el Protocolo del VAR), y haya recibido por escrito el permiso del IFAB y de la FIFA", dicen las Reglas del Juego sobre el uso del vídeoarbitraje en los partidos de fútbol.

Ante este escenario tan complejo, las opciones sobre la mesa, ahora mismo, son la de crear un nuevo cuerpo arbitral de árbitros retirados (prácticamente inviable, sobre todo por la forma física y el ritmo de juego de los mejores equipos del mundo), o contratar a árbitros ya internacionales a base de talonario, y hacer que abandonen sus actuales federaciones.

Esta vía, factible a corto plazo, será fácilmente evitable por parte de las Federaciones responsables de la capacitación de los colegiados durante tanto tiempo mediante contratos o acuerdos para que no se marchen a formar parte de otros cuerpos arbitrales elitistas tras años de formación en el futuro.

La tercera vía sería la de formar a un nuevo cuerpo de árbitros. Considerando que el comunicado de la Superliga quería empezar a jugarse "lo más pronto imposible", se antoja poco posible, dado a la complejidad que comporta todo ello, con un proceso de años, además considerando la exigencia con la que la competición nace ya desde el principio.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil