Sport.es Menú

Brasil y Senegal empatan con Arthur de titular

Neymar celebró su centenario con la Canarinha firmando un duelo discreto

Mané pudo desequilibrar la igualada con un lanzamiento postrero al palo

Firmino cantó un golazo ante Senegal
Firmino cantó un golazo ante Senegal | EFE

La Brasil de Arthur, Neymar, Coutinho y compañía no pudo pasar del empate ante Senegal y acumula ya tres tropiezos consecutivos desde que se coronó campeona de América. Firmino adelantó a la Canarinha y los africanos igualaron de penalti en un amistoso que hizo honor a su nombre. El lateral azulgrana Wague, inédito también con su selección. 

Jonathan Moreno

FICHA TÉCNICA

Amistoso

BRA

1-1

SEN

Brasil

Ederson; Dani Alves, Marquinhos, Thiago Silva, Alex Sandro (Lodi, 79'); Arthur (Henrique, 68'), Casemiro; Gabriel Jesus, Coutinho (Richarlison, 72'), Neymar; Firmino (Everton, 59').

Senegal

Gomis; Gassama, Koulibaly, Sane, Coly; Kouyaté (Sarr, 67'), Gueye (Ndiaye, 79'); Sarr (Thioub, 93'), Diatta, Mané; Diedhiou (Diallo, 78').

Goles

1-0 M.9 Firmino. 1-1 M.45 Diedhiou (pen.).

Árbitro

Aljaafari (Singapur). TA: Marquinhos, Alex Sandro / Koulibaly.

Campo

National Stadium (Singapur).

Amasando el balón. A ritmo pausado. De pachanga. Con un Arthur en modo deidad, omnipresente. La Canarinha golpeó en un santiamén. Apertura de Coutinho a banda derecha, Gabriel Jesus atacó de fuera a dentro y cedió en profundidad para que Firmino, picándola como los ángeles, dejara helado a Gomis. Nueve minutos en el cronómetro.

Dos latigazos espolearon a los Leones de Teranga. Gueye y Mané optaron por la potencia en sendos disparos. Sin mayores apuros para Ederson. Pijama, vaso de de agua y palmatoria.

Hasta que apareció de nuevo el '10' del Liverpool. Enseñó el tubo de escape a Dani Alves y tiró una sotana a Marquinhos. El central no tuvo otra que arrollarle. Penalti. Diedhiou ajustó el lanzamiento al palo derecho de Ederson. Inalcanzable para el arquero que acertó las intenciones del ariete del Bristol City. 

Boca pastosa y legañas. Nadie ponía el despertador. Ni tan siquiera Neymar con un libre directo que se marchó lamiendo el travesaño. Brasil bajó los párpados de forma definitiva. Especialmente tras la sustitución de Arthur, el más clarividente sobre el irregular césped singapurense.

El carrusel de cambios meció aún más la cuna. Y el partido se echó a dormir. Mané la estrelló contra el palo cuando el duelo ya estaba en fase REM

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil