Karanka arranca dos puntos a Guardiola en el descuento

De Roon bate a Bravo en el último suspiro
De Roon bate a Bravo en el último suspiro | Efe

Pol Ballús

Diecisiete tiros tuvo que hacer el Manchester City antes de abrir la lata. El Middlesbrough, en cambio, tuvo suficiente con un centro al área en el descuento. El visitante De Roon hizo saltar la sorpresa en el Etihad empatando el partido en el último minuto, y dejó estéril el dominio del City en prácticamente todo el partido.

El Agüero más escurridizo abrió la lata en Manchester. Era su gol número 150 con el City. El argentino se filtró entre los centrales para rematar a gol un centro de De Bruyne.

Sin embargo, el City no sentenció. Fue de más a menos, y dio pie al Boro a soñar con el milagro que finalmente se produjo. La sorpresa llegó cuando no quedaba tiempo de reacción. El tiempo ya estaba cumplido y el visitante Friend centró al segundo palo. Allí apareció en carrera De Roon para superar a Clichy en el salto y fusilar a un expuesto Claudio Bravo.

Lejos del desenfreno vivido el martes pasado, el Etihad vivió este fin de semana un guión de partido que se encontrará con mucha frecuencia. El Boro metió los once hombres en su campo y diez de ellos detrás del balón.

Los de Karanka solo cogían aire con las cabalgadas de un potente Adama Traoré. El City, por su parte, tuvo que buscarse la vida en ataques posicionales. Guardiola inició con un equipo con la mayoría de titulares, Navas en banda y De Bruyne en la mediapunta con libertad de movimientos. El belga y un asociativo Agüero protagonizaron gran parte del peligro, mientras el equipo se esforzaba para construir los ataques.

De Bruyne tuvo la primera gran llegada con un tiro de se marchó ligeramente cruzado. Los locales ganaron terreno, y encerraron a un Boro conforme con sacar agua de la defensa. El tiempo y la probabilidad jugaban en contra de los visitantes, y más cuando Silva se acercó a los dos de arriba. Pero luego apareció Valdés.

El meta catalán demostró porqué es uno de los porteros más en forma de la Premier sacando dos manos de altísimo nivel, destacando una exhibición de reflejos ante el canario a la media hora de juego.

Hasta entonces la estadística de tiros estaba 17 a 0 favorable al City. El primer tiempo fue un acoso, que culminó con un merecido premio a la insistencia con el gol del Kun.

El Middlesbrough tiró en dos minutos de la segunda parta más que en el resto del partido. Bravo demostró su atención en el partido rechazando un tiro lejano de Negredo y una llegada de Forshaw. Guardiola metió a Silva por dentro en el segundo tiempo, pero el City encontró menos profundidad en ataque. El técnico catalán reclamó concentración a su equipo y buscó nuevas alternativas dando entrada a Nolito y juntando a Silva y De Bruyne.

Agüero perdonó la sentencia a la contra. Mientras que Stones y Kolarov dejaron dos cortes claves en defensa antes que llegara la sorpresa de la tarde. El gol del Middlesbrough enmudeció al Etihad y sirvió en bandeja de plata un punto que sabe a oro para los norteños. Con este son tres los partidos de liga en casa que no gana el Manchester City. En esta Premier no se regala absolutamente nada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil