Bojan Krkic: "Me siento un privilegiado gracias al fútbol"

Bojan Krkic: "Me siento un privilegiado gracias al fútbol"

Bojan Krkic, en la redacción de SPORT
Bojan Krkic, en la redacción de SPORT | sport

El futbolista inicia, a sus 31 años, una nueva etapa en el Vissel Kobe japonés

Bojan repasa para SPORT su trayectoria, su momento vital y sus planes de futuro

Bojan Krkic visitó un día antes de poner rumbo a Japón la redacción de SPORT, diario en el que ha colaborado escribiendo la contra de los viernes durante 79 semanas. Ahora inicia una nueva aventura en el Vissel Kobe, donde se reencontrará con los también ex blaugranas, Andrés Iniesta y Sergi Samper. El de Linyola, a sus 31 años, asegura que la oferta del conjunto nipón es una de las mejores que le han hecho a lo largo de su carrera. También reconoce que tiene ganas de volver a competir, aunque explica que los ocho meses que ha pasado sin hacerlo han sido por decisión propia y se ha sentido absolutamente realizado.

¿Lo ha echado de menos?

Sí, bueno, lo he echado de menos, pero si hace ocho meses que no juego es porque lo he decidido así. Vine de la MLS, hubo todo el tema de la pandemia y en el mercado de invierno las ofertas que tuve no me convencieron.

Para alguien que ha estado en la elite desde los 17 años, ocho meses es mucho tiempo…

Sí, pero insisto, ha sido a conciencia. No ha sido porque no me llegaran cosas ni estaba desesperado por tener algo. Al contrario, he estado mucho tiempo fuera de casa y el día a día a veces es duro. He valorado el hecho de estar cerca de la familia, los amigos, el tener la libertad de movimiento, de estar en Catalunya, Barcelona, el pueblo…

Decidió hacer un parón.

Lo he ido decidiendo día a día. Lo que sí tenía claro cuando volví a casa es lo que no quería. Y no me había llegado nada que me hiciera cambiar de idea.

Hasta ahora.

Sí, jugar en el Vissel es una oportunidad que no puedes dejar escapar y, a día de hoy, es la mejor oportunidad que podía tener a nivel profesional y personal. Considero que el global de esta propuesta es una de las mejores que he tenido a lo largo de mi carrera. Por el país, por la cultura, por volver a jugar con gente como Andrés. Poder seguir compitiendo a un buen nivel es magnífico.

Ha jugado en España, Italia, Alemania, Inglaterra, dos continentes, este será el tercero. Ha vivido mucho.

Sí, he vivido muchas cosas, pero también es cierto que me cuesta irme. Cuando me fui del pueblo con doce años lloré porque me iba a Barcelona, que estaba al lado. Es que yo estoy muy bien en mi tierra, en Catalunya. Cada vez que he ido al extranjero siempre me ha costado, pero sí que es verdad que la experiencia de vivir en países y culturas diferentes te enriquece personalmente, te abre la mente.

Si mira hacia atrás, ¿qué ve?

No miro atrás, la verdad. No me va. He aprendido a sentir el día a día, de verdad es así. Tengo mi museo, todos los recuerdos, fotos, camisetas, botas, desde que comencé a día de hoy y estoy muy orgulloso. Me considero una persona privilegiada y agradecida porque gracias al fútbol, que es mi pasión, lo que más me gusta, he tenido la oportunidad de vivir experiencias que muy pocos jugadores viven. Ya sea a nivel de Ligas, a nivel de países. Evidentemente que hay cosas que han ido mejor que otras, pero no cambiaría nada de lo que he vivido.

Volverá a jugar con Iniesta.

Es uno de los motivos, claro. No por lo que significa a nivel profesional, sino porque, siempre lo he dicho, es una de las personas más naturales, sencilla y humilde que he conocido. Me siento muy a gusto con él y fue una persona muy importante en el vestuario para mí. Ha sido muy especial y le tengo mucho cariño.

Llevará el ‘9’. ¿La sensación de marcar es la gasolina para un delantero?

Tengo ganas de volver a ganar partidos, de marcar goles, de asistir, de competir, de entrar en el vestuario… En ningún momento lo he echado de menos, de verdad, porque he estado haciendo lo que quería hacer.

¿Hasta el punto de estar dispuesto a no jugar más?

Bueno, es que no me lo he planteado. He ido día a día haciendo las cosas que dependían de mí, como estar bien físicamente, entrenando con el Balaguer a diario. Y aprovechando el tiempo a nivel personal… He podido sacarme el Máster en Gestión Deportiva del 'Cruyff Institute'. Y sobre todo he sido consciente de que había una posibilidad voluntaria de no seguir jugando a fútbol y mi cuerpo y mi mente han reaccionado muy bien. Estoy preparado para hacer otras cosas que me enriquecen.

Pocos futbolistas lo están.

Porque no eres consciente. El jugador de fútbol o el deportista de elite no es consciente de que llega un día que dejas de hacer lo que más te gusta, pero hay un día que tienes que dejarlo y hacer otras cosas. Y el hecho de sentirte realizado con otras cosas mientras estás en activo es muy importante.

Estar preparado para colgar las botas y no dejarse ir debe ser difícil a nivel mental.

Sí, pero el hecho de prepararme físicamente no es una obsesión, forma parte de mi personalidad, de mi nivel de vida. Le doy mucha importancia a sentirme bien físicamente, descansar, cuidarme…

¿Cómo llega la oportunidad?

Se dio muy rápido. El Vissel contactó conmigo y mi predisposición fue total. Hablé con Andrés, Sergi (Samper) y con otra gente que conozco. Estoy muy agradecido al Vissel y a todos los que lo han hecho posible.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil