El Benfica no levanta cabeza y regala más de media liga

Bruno Lage podría ser destituido tras caer ante el Marítimo por dos goles a cero

Si el Porto gana esta noche tendrá seis puntos de margen en el liderato

Otra jornada más sin ganar para las águilas
Otra jornada más sin ganar para las águilas. | EFE

El batacazo ante el Santa Clara pasó factura. Y barata precisamente no saldrá. El Benfica volvió a tropezar y cede así la oportunidad al Porto de ganar más de media liga si esta noche gana en casa del Paços de Ferreira. Bruno Lages tiene los días contados con solo tres victorias en los últimos diez partidos de una liga que tenían ganada en enero. Inexplicable el bajón.

SPORT.es

FICHA TÉCNICA

Primeira Liga

MAR

2-0

BEN

Marítimo

Amir; Nanu, Júnior, Kerkez, China; Sanots, Edgar Costa ( Getterson 69'), Pelágio, Vukovic, Jorge Correa (Tagueu 76'); Pinho (Moreno 85').

Benfica

Vlachodimos; Almeida, Ferro, Jardel, Tavares; Cervi (Sousa 73'), Weigl, Samaris (Rafa Silva 58'), Pizzi (Zivkovic 73'); Carlos Vinícius (Seferovic 58'), Chiquinho (Jota 82').

Goles

1-0 M.74 Correa; 2-0 M.79 Pinho.

Árbitro

Helder Malheiro. T.A.: China (45'), Kerkez (61'), Pinho (64') / Almeida (32')

Incidencias

Estadio Do Marítimo

A las águilas solo les queda presionar al Porto con victorias. Hoy jugaba justo antes que los dragones y la necesidad de los tres puntos se notó en los primeros minutos de partido. Ciquinho tuvo el primero al enganchar un buen centro lateral que obligó al portero del Marítimo a realizar una gran intervención. No se quedó ahí el Benfica que tuvo en Carlos Vinicius otra gran ocasión para abrir la lata.

Demasiado estaba avisando el conjunto de Bruno Lage que vio como en la primera que se acercaban los locales anotaban el primero, pero en fuera de juego. El tanto no subió al marcador para respiro de unas águilas que a partir de ahí bajaron una marcha. El vendaval ya no era el mismo y el número de ocasiones empezó a decaer.

El paso por los vestuarios reactivó al Benfica que salió enchufado. Seferovic de cabeza asomaba de nuevo el primer gol del partido pero no había manera. El cese de Bruno Lage cada vez sobrevolaba con más fuerza el Estadio do Marítimo. Acciones ofensivas de los locales, ni por asomo. Las águilas empezaban a merecer, de largo, estar ganando el partido.

Pero el fútbol es caprichoso y la que tuvo el Marítimo, para dentro. Jorge Correa dejaba contra las cuerdas a las águilas y al técnico. Hurgó en la herida Pinho con el segundo apenas cinco minutos después. Las caras eran un poema. Incluso metió el tercero el conjunto local pero el VAR lo anuló. Lo de este Benfica no lo explica ni la ciencia. Pidiendo que se acabe la temporada... y pronto.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil