Sport.es Menú

Albania, el milagro forjado a través de internet

Albania es ahora una selección competitiva
Albania es ahora una selección competitiva | EFE

Gianni de Biasi tiene 60 años, cuatro menos que Claudio Ranieri, y como al entrenador del Leicester el éxito le ha pillado cerca de cumplir la edad de jubilación. Desde 2012 dirige a la selección de Albania, a la que llevó por primera vez a una fase final de la Eurocopa –en Francia 2016- y ahora al liderato del grupo G, que comparte con dos campeonas del mundo: España Italia.

Josep Coves

Sin miedo ni complejos, los albaneses reciben este domingo en Shkoder a La Roja en un partido que a diferencia de las otras ocasiones en las que se han enfrentado no hay un favorito claro. Y si lo hay este podría ser el conjunto de Gianni de Biasi, el artífice del milagro albanés.

De Biasi ha tenido una vida anclada en el fútbol. Primero como jugador y luego como entrenador. Entre 1974 y 1990 jugó en ocho equipos italianos, todos de segunda fila, con la excepción del Inter, y desde el año de su retirada ha consagrado sus días a los banquillos. Desde 2012 lo hace al frente de Albania. Antes, no obstante, pasó por once clubs, incluidos el Torino y el Levante, este último su única experiencia fuera de Italia antes de aceptar la oferta de la Federación de Fútbol de Albania.

“Muchos se rieron de mí cuando acepté el cargo de seleccionador de Albania”, recuerda ahora con orgullo el técnico que ha puesto al país más pobre de Europa en el mapamundi del fútbol. Un 12% de la población vive bajo el umbral de la pobreza y el 15% está en paro.

De Biasi se propuso triunfar al frente de Albania y en cuatro años no solo la ha colocado en el puesto 40 del ranking FIFA ascendiendo 35 puestos, sino que la clasificó por primera vez para la Eurocopa después de quedar segunda en el grupo de la fase de clasificación que compartía con Portugal, Dinamarca, Serbia y Armenia.

“Cuando empecé con Albania apenas teníamos futbolistas, fuimos a buscarlos por toda Europa y aquí estamos”, explica De Biasi. Lo que cuenta el italiano es literal. Él y sus colaboradores se lanzaron a navegar por internet en busca de jugadores con apellidos susceptibles de ser albaneses y les abrió las puertas de la selección tras analizarlos por los vídeos que encontraron en youtube.

“Si algún jugador nos resultaba idóneo, viajábamos para hablar con él y comprobar si encajaba. Eso fue lo más duro, llegamos a hacer 70 viajes. Al portero, Berisha, lo encontramos en un pequeño pueblo de pescadores en Suecia”, recordaba De Biasi en una entrevista con ‘El País’.

De esta forma fue como el seleccionador reclutó también a Lorik Cana, Ermir Lenjani Burim Kukeli, que nacieron en Kosovo y se criaron en Suiza, mientras que en el país helvético ya nacieron Freddie Veseli, Migjen Basha, Shkëlzen Gashi, Taulant Xhaka, Arlind Ajeti Amir Abrashi, hijos de refugiados albano-kosovares.  

De Biasi también busca jóvenes talentos expatriados en selecciones inferiores de otros países para llevarles a la absoluta de Albania. Quizá si su labor ‘evangelizadora’ hubiese comenzado antes ahora también podría contar con Xherdan Shaqiri (Suiza), Adnan Januzaj (Bélgica) o Shkodran Mustafi (Alemania).

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil