Adriano: "Cuando murió mi padre, el fútbol nunca volvió a ser el mismo"

El brasileño reconoció que el fallecimiento de su figura paterna condicionó su trayectoria deportiva

El delantero formado en el Flamengo jugó para Inter, Fiorentina, Roma y Parma en el fútbol italiano

Adriano, durante un partido con el Inter
Adriano, durante un partido con el Inter | Reuters

Daniel Guillén

El ex delantero del Inter, Adriano, se sinceró sobre el fallecimiento de su padre, que terminó por ser el punto de no retorno en su trayectoria deportiva, para The Players Tribune: "Cuando jugaba al fútbol, jugaba para mi familia. Entonces, cuando murió mi padre, el fútbol nunca volvió a ser el mismo".

El brasileño, que se retiró de forma definitiva en 2016, relató cómo aquella circunstancia terminó por suponer un regreso al fútbol brasileño cuando todo hacía indicar que se convertiría en uno de los mejores delanteros del mundo: "Recibí una llamada de casa. Me dijeron que mi padre había muerto. Infarto de miocardio. No todas las lesiones son físicas. Tengo un agujero en el tobillo y otro en el alma que me ha dejado el fútbol".

El ex de Roma, Flamengo, Parma o Corinthians regresó a Brasil en 2008 y a pesar de que tuvo un breve paso por el Olímpico de Roma, nunca volvió a mostrar el nivel que sí ofreció con la selección: "Adriano no lleva corona. Adriano es el chico de los barrios marginales que fue tocado por Dios. Adriano no desapareció en las favelas. Simplemente se fue a casa".

Un balón en los pies desde un comienzo

Adriano se crio en las favelas de Brasil y lo hizo siempre alrededor de un balón: "Cuando pienso en crecer en la favela, en realidad pienso en lo mucho que nos divertimos. Pienso en volar cometas y patear una pelota de fútbol en el callejón. Niñez real. Siempre había una pelota en mi pie. Fue puesta allí por Dios".

El atacante brasileño explicó cómo de importante fue la familia para que él pudiera unirse a Flamengo y posteriormente dar el salto a Europa: "Cuando tenía siete años, algunos miembros de mi familia juntaron su dinero para que yo pudiera jugar en la academia del Flamengo". "Mi abuela solía preparar palomitas de maíz para que comiéramos algo. Cosas básicas. Lo que sea que pudiéramos permitirnos. Pero a veces las cosas simples saben mejor".

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil