La Liga F trabaja con varias marcas para el 'naming' de la competición

La Liga F trabaja con varias marcas para el 'naming' de la competición

El Barça celebra un gol en la Copa de la Reina
El Barça celebra un gol en la Copa de la Reina | Rodrigo Jiménez

Iberdrola es una de las marcas que podrían patrocinar la primera división femenina

La patronal también espera cerrar acuerdos con otros patrocinadores principales para potenciar la liga

La primera temporada de la Primera División femenina 2022/23, totalmente profesional, ha arrancado una semana más tarde de lo previsto, pero ya está totalmente en marcha.

Una liga que, tras un verano en proceso de profesionalización con diferentes frentes por resolver, ha quedado uno por cerrar: el 'naming' de la competición.

De hecho, actualmente, la ‘Liga F’ no tiene patrocinador principal en su nombre, y es algo que desde la patronal se ha ido trabajando estas últimas semanas. Antiguamente, la máxima división del fútbol femenino en España era conocida como 'Liga Iberdrola', adoptando el nombre de la empresa energética, pero la profesionalización (y el cambio de organizador de la competición) ha provocado que perdiera la marca. El acuerdo con Iberdrola era de la marca con la RFEF, por lo que ese cambio provoca, ahora, que se tengan que renegociar los términos.

Las últimas negociaciones han desvelado bastante interés por parte de diferentes marcas para ser el patrocinador principal de la Liga F y tener su nombre en el ‘naming’ de la competición, así que la patronal está en conversaciones con varias marcas. Entre ellas, precisamente, Iberdrola, que se considera desde la Liga F una empresa muy importante en todo el proceso de ascenso del fútbol femenino en España.

De momento, la liga llegó recientemente a un acuerdo, con mediación de LaLiga masculina, que aportaba seis millones de euros a la competición el primer año, con un aumento gradual hasta los 42 millones, aunque se considera un acuerdo comercial a mínimos. Es por eso que se trata de cerrar, aún, los máximos acuerdos posibles para conseguir generar los mayores recursos posibles.

En la actualidad, la Liga F solo ha cerrado un acuerdo comercial con la marca Puma, que aporta el balón de la competición, y se trabaja para firmar patrocinadores potentes que soporten a la competición. No solo en cuanto al 'naming', sino que sean patrocinadores principales o secundarios, que se erijan como imagen de la competición y ayuden a dar el soporte necesario en el proceso de crecimiento.

Para la liga, se tiene claro que sea quien sea la marca final, ayudará a crecer al fútbol femenino en España.