¿Hacia dónde va el fútbol femenino?

Mediapro ha rescindido el contrato que tenía con la liga, por lo tanto, la retransmisión de la Primera Iberdrola queda en el aire

Además, este 15 de septiembre es el último día para aprobar los estatutos y comenzar a discutir el resto de cuestiones de la liga profesional que aún no se ha iniciado

La incertidumbre de la Primera Iberdrola
La incertidumbre de la Primera Iberdrola | La incertidumbre de la Primera Iberdrola

Inés Sánchez

La temporada en la que más esperanzas había puestas para el crecimiento del fútbol femenino, avanza con la misma incertidumbre que en años anteriores. A pesar de que se aprobó la profesionalización de la liga, la realidad es que no ha cambiado nada y continúa la misma problemática de los últimos años. Problemática que incluso se ha acrecentado después de que Mediapro haya rescindido el contrato que tenía con parte de los clubes de la liga para emitir la competición y que finalizaba a final de temporada.

Si el final del curso pasado fue caótico a nivel de emisiones, el panorama no ha mejorado en el inicio de la presente y apenas se han podido ver partidos más que en los propios canales de Youtube de algunos clubes y en algunas televisiones autonómicas. Un panorama desolador: anuncios a última hora y pocas opciones reales. La venta centralizada de los derechos de televisión era una de las prioridades de la liga profesional y, hasta la fecha, sigue sin aclararse la situación, con una guerra continúa entre la RFEF y la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) que se ha acrecentado después de que Mediapro, que aportaba 2'5 millones anuales, haya dado un paso atrás ante la imposibilidad de comercializar y sacar rendimiento que hizo a la inversión, dados los problemas que supone el hecho de que 12 clubes hayan vendido sus derechos televisivos y el resto, no.

Sin estatutos

Más allá del conflicto televisivo, la temporada en la que la liga debía ser profesional desde el inicio ha comenzado sin gestora y sin estatutos aprobados, algo que debería anunciarse mañana como tarde, ya que el 15 de septiembre es la fecha límite para formalizarla una vez se hizo el anuncio oficial. Ha de ser el primer paso para comenzar a gestionar el futuro de una liga que vive un año de transición, y que por ahora, permanece sin cambios respecto a la pasada temporada. Sin este primer consenso no podrá comenzar a decidir el resto de aspectos que deberían formalizarse de cara a la temporada 2022-2023, cuando debe iniciar sí o sí la llamada en su día 'Liga Ellas'.

Hace un par de años que el fútbol femenino pide una mejora que no llega. A pesar de que se prometió una apuesta real por la disciplina, la situación no evoluciona ni siquiera siendo profesional. La incertidumbre de las jugadoras -y lo de los seguidores de la Primera Iberdrola- continúa sin respuestas.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil