El dinero del programa Élite, el siguiente conflicto entre la Federación y los clubes femeninos

La RFEF aseguró el pasado martes que sólo cobrarán el dinero de este programa los clubes que ascienden a la Segunda División y el Santa Teresa en Primera

El programa incluye una subvención de 500.000 euros a los clubes de Primera y 100.000 a los clubes de la categoría de plata

Rubiales, presidente de la Federación
Rubiales, presidente de la Federación | RFEF

El enfrentamiento entre la RFEF y la Asociación de Clubes femeninos se recrudece por días. Hace unos días os contamos en SPORT que la Asociación iba a recurrir ante el contencioso administrativo la consideración de la liga femenina como profesionalizada, además de distintas cuestiones comerciales y audiovisuales reconocidas en este reglamento que entienden es una invasión de los derechos de los clubes. El pasado lunes la RFEF dejaba claro en su comunicado tras la reunión con las territoriales que no reconoce a la propia Asociación que ahora mismo representa a 13 de los 18 clubes de Primera y 17 de los 32 de la Segunda división. 

Hasta el punto que el pasado miércoles la Federación citó en la Ciudad del Fútbol a todos los clubes de ambas categorías pero sin representación alguna de la Asociación. Reunión donde bien es cierto que acudieron todos los clubes de ambas categorías, 
Cita donde la RFEF les aseguró a los equipos que la competición arrancará tan pronto como tengan un protocolo autorizado con el gobierno con quien está previsto que se reúnan el propio lunes para empezar a trabajar en ello.Protocolo que garantice una seguridad sanitaria. Les aseguraron desde el estamento federativo que harán todo lo posible para que la competición arranque lo antes posible, pero nunca será antes del 5 de septiembre; fecha inicialmente prevista para que lo hiciera en Primera, ni tampoco el 19 del mismo mes como fecha de Segunda. 

Y fue en esa reunión donde apareció el nuevo punto de conflicto inminente entre la RFEF y la Asociación. Y que tiene que ver con la subvención del programa Elite que la federación tiene reservada para los clubes de ambas categorías. Subvención que esta temporada sólo se ofrecerá a los clubes que ascienden a la Segunda división. Es decir no permite a optar a ella a ninguno de los clubes que actualmente militan en la Primera y Segunda división.

Para la Asociación detrás de este movimiento hay una actitud discriminatorio desde la RFEF y que se esconde un “castigo” a todos sus clubes por firmar el convenio colectivo al margen de la RFEF después del acuerdo con MEDIAPRO de mejora del contrato audiovisual durante los tres años de vigencia, mejorando la cantidad económica de 3 millones de euros anuales y que comprende no solo la Liga sino también la Copa de la Reina. Acuerdo audiovisual que fue clave para la firma del primer convenio colectivo femenino en febrero de este año. 

Así de esta forma sólo dos clubes de la máxima categoría reciben este programa Elite. Se trata del Madrid Club de Fútbol femenino, que está dentro de la Asociación, pero decidió romper el acuerdo con MEDIAPRO. La temporada pasada ya cobró 500.000 euros e inicialmente lo debería percibir esta temporada. Y luego está el Santa Teresa, recién ascendido, y que ya percibía los 100000 euros de la Segunda y que pasara a percibir el medio millón de la máxima categoría. Tampoco están en la Asociación tanto el Barcelona, Real Madrid y Athletic de Bilbao, pero ninguno de ellos se ha acogido al Elite. 
En la Segunda inicialmente está previsto que lo reciban los 15 clubes no adheridos a la Asociación de los 32 que forman la categoría. Esto supone un global próximo a los 2.500.000 euros del programa. 

En la Asociación están estudiando medidas porque entienden que todos los clubes pueden tener acceso a este programa dado que una parte de estas cantidades proceden del dinero que LaLiga cede anualmente al fútbol femenino. Un dinero que antes canalizaba a través de la Asociación y que desde la firma del convenio de coordinación Liga-RFEF establece que este dinero vaya directo a la RFEF. Y que para esta temporada está previsto que sea de 2,5 millones de euros. A lo que se suma el dinero que la RFEF percibe del patrocinio de Iberdrola y que entienden que también deben tener acceso todos los clubes de Primera y Segunda. 
Explotación de derechos audiovisuales 

Y en futuro inmediato está el conflicto audiovisual que se viene por delante para esta temporada 2020-2021. El acuerdo de MEDIAPRO comprende a 13 de los 18 equipos de la categoría quedándose fuera ahora mismos el Athletic Club de Bilbao, Barcelona, Real Madrid, Santa Teresa y Madrid Club de Fútbol, este último como decimos lo rompió una vez firmado. 
Considerando que el reglamento elaborado por la RFEF de competición profesionalizada permite la explotación comercial y audiovisual, el fútbol femenino se puede encontrar de nuevo con un enfrentamiento audiovisual. Por un lado los clubes y el acuerdo audiovisual de la Asociación y por otro el resto de clubes de Primera cuyos derechos audiovisuales podria explotar la RFEF y que supone unos 85 partidos al año. Y en un escenario donde existe el derecho de arena que establece que es el equipo de casa quien autoriza al operador poder retransmitir el partido. Y todo además en una temporada donde no podrá haber público en las gradas. Veremos pues como acaba porque la Asociación ha solicitado una reunión, como ya contamos en SPORT, con el propio Ministro de deportes. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil