Lo único que no improvisó

Alexia Putellas tuvo siempre muy claro que la figura de su padre iba a centrar su discurso

Acompañada de su madre Eli, de su hermana Alba y de su tía, la capitana del Barça Femení decidió bastante sobre la marcha

En el programa de hoy de Rondeando elogian la figura de la centrocampista azulgrana, flamante Balón de Oro | Rondeando TV

Enfundada en un vestido de Fernando Claro y con joyas de la firma catalana Rabat, Alexia pisó fuerte en la alfombra roja y, más aún, en el escenario del Théàtre du Châtelet. Junto a Messi, que volvió a apostar por un traje impactante idéntico al de sus hijos, la jugadora vivió los momentos previos a la gala con tranquilidad.

Acompañada de su madre Eli, de su hermana Alba y de su tía, la capitana del Barça Femení decidió bastante sobre la marcha cuáles iban a ser sus palabras de agradecimiento. Lo que tuvo siempre muy claro fue que la figura de su padre iba a centrar su discurso.

En el Vallès, un grupo de familiares y amigos -su núcleo duro, el que la ha sostenido siempre- seguían la gala desde un domicilio particular. No era un secreto que Alexia era la favorita y que por ello se habían desplazado sus familiares más cercanos a París.

La esperan de vuelta y será en Navidad cuando casi todos se encuentren y celebren el galardón de la número uno del mundo. La primera celebración fue muy rápida, justo después de la gala, en la que además de madre, hermana y tía se sumó su representante, Josep Mª Figueras. Apenas una hora y junto a Jenni Hermoso (que impresionó con un diseño de Rosa Clará), Sandra Paños e Irene Paredes voló a la concentración de la selección española a la que llegó agotada pero inmensamente feliz.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil