El mensaje del vestuario del Barça: “Volveremos”

El mensaje del vestuario del Barça: “Volveremos”

Patri Guijarro y Sandra Paños analizan la derrota en la final de la Champions ante el Lyon | Perform

La plantilla del Barça, dolida y autocrítica tras la derrota, peleará por volver a tener la oportunidad de alcanzar una final cuanto antes

Hay que trabajar más, pero también se necesita una liga más competitiva y mejorar una plantilla que tiene debilidades

Rabia y decepción. Frustración. Derrota. Dolor. Con el pitido final de la colegiada Lina Lehtovaara se desataron todos esos sentimientos en las futbolistas del Barça, agotadas físicamente y golpeadas mentalmente ante un Lyon que volvió a ser su bestia negra. Sabían que estaban mejor preparadas que hace tres años, pero también que cometieron errores impropios en el Barça y que no pudieron ser el equipo que había maravillado los últimos dos años.

Todo el buen trabajo hecho desde Budapest se esfumó ante un Lyon que hizo lo que se esperaba de ellas. Volvieron los fantasmas del pasado y después fue demasiado tarde para acabar con ellos. “Cometimos demasiados errores, pases, pérdidas que no son habituales”, explicó Alexia, siempre clara en sus afirmaciones. “Esperábamos hacer un partido diferente, pero no fuimos capaces de sacarlo adelante”, añadió Paños, otra de las capitanas. Las cuatro, además de Giráldez, fueron las encargadas de dar la cara y todas coincidieron en hacer autocrítica con un objetivo final bien claro: seguir trabajando para volver a intentar ganar el título. Aprender de la derrota como sucedió en Budapest: “Esto nos hará crecer. Nos hará más fuertes” 

Sentimiento de culpa

El objetivo a corto plazo no debe ser otro que volver. Porque este Barça es un equipo competitivo hasta el extremo y no va a descansar hasta tener otra opción de vengar el resultado de Turín. Por ellas y por una afición que se entregó como nunca y que merecía otro final. “Ellos son el orgullo del club. Son el club y me duele muchísimo que haya acabado así. No se lo merecen”, reflexionaba una dolida Alexia a la conclusión del partido. “Tornarem” (“Volveremos”), apuntó, entre lágrimas, Aitana dirigiéndose a los 15000 aficionados culés presentes en la grada y que pese a la derrota se quedaron animando hasta media hora después. “Es un día que nos hará mejores y del cual aprenderemos mucho. Nuestra responsabilidad es hacer autocrítica para mejorar y seguir el camino.  A vosotros, familia, amigos, culés, solo agradeceros vuestro apoyo y consuelo. Me sabe infinitamente mal que os hayáis ido de Turín sin levantar la Copa, así que os debemos una”, añadió la propia Aitana horas después en sus redes sociales. La plantilla quería dedicarle el triunfo a la afición que no pudo ir a Goteborg el año anterior y le dolió en el alma no poder hacerlo.

¿Cómo volver?

El camino para llegar a otra final no tiene ningún misterio. Sobre el papel es muy fácil definirlo y tanto las futbolistas como los responsables del Barça saben cuál es. 

Por un lado, el trabajo diario. Seguir mejorando y corrigiendo errores. Ser más completas cada día. Algo que aún poniendo todo de su parte, seguirá sin alcanzar tal y como apuntó con acierto Alexia tras el partido. “Por mucho que entrenemos, necesitamos el ritmo competitivo del Lyon. Ese ritmo no se consigue en la competición doméstica. Debemos apretar, mejorar todas las infraestructuras... Deben cambiar muchas cosas”. Un mensaje directo a las instituciones y todos los clubes para que, por fin, vayan de la mano y permitan un crecimiento real y uniforme del fútbol femenino en España. Hay que crear una liga más competitiva y eso solo se consigue con mayor inversión y profesionalización. Menos equipos, menos partidos y más nivel y exigencia. 

La tercera clave está en los despachos. Y aquí el reto es mayúsculo para Markel Zubizarreta. La plantilla del Barça tiene debilidades y necesita renovarse en algunas posiciones. Los laterales de ambas bandas y la punta de ataque son objetivos prioritarios a falta de saber qué sucederá con Lieke Martens y Jenni Hermoso, dos jugadoras cuyo contrato acaba en apenas un mes. Acertar en este apartado es esencial para seguir aspirando a todo, tal y como intentará el club desde todos sus estamentos: "Nuestro esfuerzo nos permitirá estar aquí de nuevo y vuestro apoyo nos volverá a hacer campeonas". Es el único camino posible.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil