Sport.es Menú

Lluís Cortés: "Tenemos la plantilla que queríamos"

El técnico culé asumió los mandos del equipo la pasada campaña

Esta temporada, arranca con la responsabilidad de reconquistar la Liga

Lluís Cortés repasa la pretemporada del Barça, qué espera del equipo esta temporada y cómo ve la irrupción del Madrid | Miki Soria

Lluís Cortés tiene ante sí su gran reto como entrenador. Después de asumir los mandos del primer equipo del Barça femenino a mitad de la pasada temporada –tras la destitución de Fran Sánchez- y de hacer una buena recta final de curso –a pesar de acabar el mismo sin un título-, el técnico de Balaguer arranca su primera temporada completa al frente del Barça femenino con la responsabilidad de volver a conquistar un título de liga que se le lleva escapando cuatro temporadas al equipo azulgrana.

¿Cómo llega el Barça a este inicio de liga? El equipo lo ha ganado todo en pretemporada y dejando una buena imagen…

Las sensaciones de toda la pretemporada han sido buenas. Ha habido partidos mejores y partidos peores, pero para eso está la pretemporada: para probar, practicar diferentes cosas… Sí, las sensaciones generales del equipo han sido buenas. También los resultados han sido buenos, pero eso para mí no es significativo porque los resultados de pretemporada no te dan información de cómo va a ir la temporada. En general estamos muy contentos con las sensaciones de las jugadoras y las del ‘staff’ porque la gente tiene la sensación que se está trabajando bien y que estamos preparadas para empezar.

El equipo se ha reforzado con futbolistas de mucha calidad. ¿Es la mejor plantilla que ha tenido nunca el Barça?

Para mí sí… porque es la que tengo. Es la plantilla que queríamos y la que habíamos pedido. El club ha hecho un esfuerzo para conseguir esta plantilla, las incorporaciones han sido las que queríamos y creo que han sido las acertadas. Además, hemos podido completar la plantilla con algunas jugadoras que suben del filial y eso es bueno porque da sentido a nuestro fútbol y al trabajo que se hace en nuestros equipos de base.  La sensación que tengo es que tenemos una plantilla muy completa, muy compensada y con mucha competencia.

Dices que es la que queríais, pero también intentasteis algún refuerzo más en defensa y no acabó llegando…

Las otras posibles entradas iban también ligadas a posibles salidas, pero al final creo que la plantilla que nos ha quedado es buena, compensada y completa. Quizá hay algunas posiciones que desde fuera podía parecer que se debían reforzar, pero hemos incorporado a jugadoras del filial para que nos puedan dar soluciones los días que tengamos esa necesidad.

¿Qué os pueden aportar jugadoras como Hansen, Oshoala o Jenni Hermoso?

Son jugadoras diferentes a las que teníamos. Caro tiene un 1 contra 1 muy determinanteA Asisat ya la vimos a finales de la temporada pasada y en pretemporada: tiene una velocidad y una potencia que es muy difícil encontrar en cualquier jugadora nacional. Y Jenni es una jugadora que ya demostró aquí cuando estuvo y ha demostrado fuera que tiene mucho gol aparte de ser una jugadora que se asocia muy bien. Son tres piezas que nos pueden servir mucho porque son muy diferentes a lo que teníamos.

¿Estas piezas obligarán a cambiar el clásico sistema 4-3-3 o crees que el sistema irá variando mucho durante la temporada?

Al final, el sistema es una posición estática de las jugadoras que tampoco te da mucha información. Jugar 4-3-3, 4-2-3-1, 4-4-2… en el dibujo sobre una pantalla queda muy bien, pero realmente lo que quieres es que las jugadoras hagan determinadas cosas dentro del campo, se asocien de determinada manera, que las sinergias que creas sean de una manera determinada… y todo eso va más allá de un sistema.

Aún así, hablando en ese argot, el 4-3-3 es un sistema que nos encaja en nuestro modelo, estilo e idea y es lo que de entrada vamos a hacer. Sí que es cierto que hay muchos partidos y en algunos será mejor cambiar, que alguna jugadora te condicionará a jugar de alguna manera concreta o que simplemente querrás buscar cosas diferentes.

Cuentas también con jugadoras que pueden actuar en varias posiciones…

Que una jugadora pueda jugar en varias posiciones es un ‘plus’. Mariona puede jugar en cualquier posición de las de arriba, Patri puede hacerlo en cualquier posición del carril central y Aitana, por ejemplo, también puede jugar tanto por dentro como arriba. Son jugadoras que entienden el modelo, saben a qué juega el Barça y son capaces de adaptarse. Esta versatilidad o polivalencia lo que hace es facilitarnos nuestro trabajo porque nos da más opciones. También nos permite ser más imprevisibles de cara a los rivales porque nos permite jugar con esos cambios de posiciones.

Responsabilidad en Liga

Con todo eso que explicas… ¿se ganará la liga este año?

Lo vamos a intentar. No sé si ganaremos la liga o no, pero estoy aquí para intentarlo. Si ganaremos o no, ya no lo sé. Si miras los números del año pasado verás que el Atlético de Madrid sumó 28 victorias. Es algo que hoy no prevemos, pero que puede pasar. Y si un equipo suma 28 victorias, la liga estará muy difícil. Sí que es cierto que vamos a intentarlo, vamos a dar el máximo. Vamos a intentar no cometer los errores que cometimos el año pasado y años anteriores y estamos preparadas para competir al máximo.

¿Cómo se corrigen esos errores?

Lo primero es reconocer que existen esos errores y ser autocríticos nos ayuda. Creo que el vestuario es consciente de lo que se hizo mal el año pasado y en pretemporada hemos podido trabajar en eso. Porque no solo es perder contra el Huelva. Eso es un resultado, una consecuencia de muchas cosas. Hay que ver el por qué. Por qué pierdes contra el Huelva, por qué pierdes en Granadilla o por qué empatas contra el Espanyol. Cuando encuentras el motivo es cuando puedes trabajar sobre ello. Viendo cómo se ha trabajado en pretemporada, creo que es un buen síntoma que nos hayamos tomado cada partido como una final de Champions.

¿Crees que en eso puede influir el tener a las jugadoras siempre ‘enchufadas’, algo difícil en una plantilla tan larga?

Igual sí. Igual es algo que debemos mejorar también.  Porque al final con el salario, con los nombres, con el escudo, con tener mejores condiciones no ganas ningún partido. Los ganas cuando haces cosas bien sobre el terreno de juego el tiempo que dura el partido. Creo que el hecho de que haya tanta competencia ayudará a que las que estén en el césped intenten cometer menos errores o cometan menos errores por relajación.

¿Cómo se consigue mantener esa concentración durante el año?

Los entrenamientos ya te llevan a tener las jugadoras enchufadas y nuestra labor es que sean exigentes para que ellas sean competitivas. Se juega como se entrena y creo que estamos entrenando muy bien. Eso nos llevará a que se vean buenos partidos.

¿Sentís que este año tenéis más presión que nunca para ganar la Liga?

Más que presión, tenemos responsabilidad, pero es que nadie dijo que jugar -o en mi caso entrenar- en el Barça fuera fácil. Creo que jugar en este club lleva consigo una responsabilidad: no solo tienes que jugar bien, sino que hay que intentar ganar, transmitiendo unos valores y con un estilo muy determinado. Eso es lo que supone estar en el Barça. Quizá hay jugadoras que no están preparadas. Quizá hay entrenadores que no estamos preparados. Al final, más que presión, que eso lo tendrá un cirujano que opera a vida o muerte, es responsabilidad y creo que todos a los que nos gusta el fútbol deseamos jugar con esta responsabilidad.

El año pasado no se ganó ni la liga ni la Copa y en cambio, se llegó más lejos que nunca en la Champions…

Es un tema de gestión de expectativas. Ganar la Liga y la Copa era esperado y no se ganó. Jugar la final de Champions no era esperado y se logró. Las expectativas se han de saber gestionar. Creo que poner objetivos muy a largo plazo y de resultados es un error. Lo que sucede siempre, y a mis jugadoras se lo digo mil veces, es que un resultado no puede ser un objetivo. Es una consecuencia. Tenemos que aprender que el objetivo no puede ser un resultado en sí mismo. Al final, habrá un árbitro que puede condicionar, habrá un rival que también juega y también va a querer ganar. Habrá condiciones meteorológicas que también influirán… Es un tema de gestión de expectativas. Los objetivos deben ser más de acción, de cosas que suceden en el campo. Si conseguimos estos objetivos, conseguiremos los resultados. Y esos resultados nos llevarán a ganar títulos y, ojalá, a volver a una final de Champions.

La afición y los medios, no obstante, te exigirán esos resultados

Obviamente los exigirán. Por eso digo que si conseguimos esos objetivos individuales y de equipo, de acción, seguramente el resultado llegará.

El año pasado dijiste que tu gran objetivo era conseguir la mejor versión de cada jugadora. ¿Crees que lo lograste?

Creo que conseguimos mejorar la versión de la mayoría de jugadoras, pero no fue suficiente para ganar la liga. Tenemos que seguir en esa dirección. Creo que las jugadoras deben ser conscientes de que tienen margen de mejora. Que estuvo muy bien cómo acabamos la temporada, pero que esa no era su mejor versión y que hay muchas cosas que deben mejorar del año pasado. Es por eso que hacemos reuniones individuales con las jugadoras y establecemos cuáles son sus objetivos de mejora, su plan de acción y sobre esto se trabaja para poder mejorar.

¿Si se consigue esta mejor versión se podrá llegar de nuevo a una final de Champions?

Podría ser, pero a veces hay factores que no controlas, como podría ser el sorteo de la Champions. Al final, te pueden tocar rivales de cierto nivel que todos conocemos que pueden ser mucho más difíciles de superar que otros rivales.  

La Juventus será una prueba de nivel para empezar

La Juventus es un buen rival y creo que a nivel mediático será positivo porque seguramente será un partido más atractivo para todo el mundo. Pero de los equipos que no eran cabeza de serie era, junto al Arsenal, uno de los que nos hubiera gustado evitar. Hemos de ser conscientes de que será un rival difícil de superar, pero que tendremos nuestras opciones de pasar la eliminatoria. Hemos de centrarnos en nosotros, hacer buena eliminatoria y saber gestionar la ida y la vuelta.

La llegada del Madrid al fútbol femenino

Antes toca estrenar el estadio Johan Cruyff y la temporada nada más y nada menos que ante el Tacón, el futuro Real Madrid

Estará muy bien para el estreno. El Johan Cruyff es un estadio increíble y estaremos encantados de estrenar este nuevo estadio, pero no será un partido fácil. Es cierto que el Tacón es un equipo que sube de Segunda División, pero aún así se ha reforzado muy bien, con fichajes interesantes y jugadoras que se pueden considerar ‘top’ a nivel mundial. Por eso creo que se puede considerar un partido difícil, pero a la vez atractivo. Creo que los equipos se están reforzando bien y cada vez habrá más partidos atractivos en Primera División.

¿Qué aportará al fútbol femenino la llegada del Real Madrid?

Va a ayudar mucho, sobre todo a nivel de inversión. Al final, el Madrid está capacitado para poder invertir un dinero que muchos equipos, por mucho que quieran, no pueden hacerlo. Eso hará que lleguen jugadoras de mucho nivel a la liga y que se incremente el nivel. Creo que es interesante para todos.

Muchos se quejan de que su llegada sea tardía y tirando de talonario…

Eso es cierto, pero ahí nosotros no podemos decir nada. También con eso debería haber un punto de empatía. Si estuviéramos en su lugar, ¿qué haríamos? Pues no lo sé, igual hubiésemos hecho lo mismo o igual no. Si al Tacón o al Madrid les va bien esta gestión, a nosotros no nos queda otra cosa que aceptarlo. Y aceptarlo de buena manera porque creo que subirá el nivel de la liga y será positivo para todos.

A nivel mediático, ¿crees que ayudará esta nueva rivalidad?

Ojalá esto también llame la atención de la gente y haga que vengan al estadio. Debemos estar contentísimos de todas las acciones que sean positivas para el fútbol femenino. Si el Madrid hace un equipo competitivo, perfecto. Si eso llama la atención de la gente o hace que se sienta más atraída por este tipo de partidos, perfecto.

Más allá de lo que pueda pasar con el Madrid, ¿el rival a batir volverá a ser el Atlético a pesar de que los cambios que ha tenido que hacer en la plantilla?

Creo que el Atlético seguirá compitiendo igual que los últimos años, seguro. Es un equipo que siempre acaba haciendo plantillas competitivas y que tiene un buen entrenador. Al final estamos hablando de un equipo que será competitivo y que, siendo el actual campeón, será el rival a batir.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil