El Barça 'propina' una goleada al Sporting

El cuadro de Giráldez logra su 'pleno al 15' en la Liga F y sigue líder destacadísimo

Así hemos vivido el Barça-Sporting de Huelva en SPORT

Claudia Pina, protagonista del partido con dos goles

Claudia Pina, protagonista del partido con dos goles / Dani Barbeito

Sergi Capdevila

Sergi Capdevila

Salía el Barça al Johan Cruyff con una mezcla de titulares indiscutibles (Aitana, Walsh, Paredes o Cata Coll) y jugadoras menos habituales (Torrejón, Pina, Bruna o Brugts) junto a jóvenes con ficha del filial (pero habituales con Giráldez en el primer equipo) como Martina, Lucía Corrales o Vicky López. 

Aprovechando el rival (un Sporting de Huelva colista con apenas cuatro puntos) y el hecho de que el miércoles hay cuartos de final de Copa de la Reina ante el Sevilla, el técnico de Vigo a introducir rotaciones. También venía el equipo con mucha carga de partidos en pocos días (los dos de Champions y el del Betis de Liga). El guion era, desde el mismo pitido de la colegiada, lo esperado. Monólogo absoluto de las azulgrana con un cuadro onubense aculado atrás. E intentando, sin demasiada fe, aprovechar alguna contra o algún despiste de la zaga barcelonista. 

La contienda empezaba con Torrejón ofreciendo el título de Supercopa a la afición (casi 4.000 en el Johan). Y con Brugts de referencia. Claudia Pina era la que se mostraba más incisiva desde el principio. Tras un primer cuarto de hora sin ocasiones claras, la jugadora formada en La Masia superaba a la eslovena Mersnik con un tiro libre magistral. Estaba entonada la de Montcada i Reixach, que lo intentaba desde todos los ángulos y movía a un ataque culé en el que Brugts y Bruna se mostraban más tímidas. 

Vendía cara su piel el Sporting, que se defendía con uñas y dientes. Pero Aitana, astuta, sacaba un penalti que Pina transformaba en el 2-0. Minuto 26 y todo bastante resuelto. Sobre todo porque las andaluzas se mostraban totalmente inofensivas. 

GRAHAM JUEGA A OTRA COSA

Ante el vendaval barcelonista y con más de un 80% de posesión favorable a las de Giráldez (y tras un par de acercamientos más), llegábamos al descanso en el feudo barcelonista. 

Recibía Torrejón dentro del área, cual delantera, pero no era capaz de resolver bien para el 3-0. Después de unos minutos con poco peligro, se producía un hecho clave para el encuentro. Bueno, y para el fútbol en general. Entraba Caroline Graham Hansen al terreno de juego. Una futbolista diferencial. Con un talento brutal. Pina tenía un mano a mano que Mersnik sacaba valiente y en la siguiente Bruna no terminaba bien una acción en la que estaba completamente sola.

MERSNIK EVITÓ UNA GOLEADA DE ESCÁNDALO

La primera medio clara que tenía Hansen acababa en las mallas del Sporting con una maniobra deliciosa, recorte en seco incluido, para el 3-0.

Un tanto que daba alas a un cuadro catalán que se desmelenaba un poco y creaba más peligro sobre el marco de una muy exigida (y acertada) Mersnik.

Con Mariona también sobre el verde el zafarrancho era total. Tenía una buena la mallorquina, pero el 4-0 definitivo no llegaba hasta la misma bocina. 

Asistida por una Hansen desatada, Esme Brugts, algo apagada durante el partido, anotaba su quinto en la Liga F. La adaptación de la neerlandesa va 'piano piano' y se espera que vaya cogiendo el tono para una recta final de aúpa de temporada.

Son ya 15 victorias en Liga, 'pleno al 15' espectacular de un equipo que no sabe levantar el pie del acelerador. Y que ya recibió ese 'susto' tan necesario ante el Benfica en Champions. Ahora, a por las ‘semis’ de Copa el miércoles.