Sport.es Menú

El TAD desestima la cautelar al Reus, que necesita encontrar un campo

Las medidas cautelares que tomó David López a finales de julio han sido rechazadas por el tribunal

Los rojinegros tendrán que conformarse con jugar en Tercera siempre que se pague la deuda acumulada de 2.2 millones de euros y encuentren un campo antes del jueves

Onolfo, máximo accionista del Reus
Onolfo, máximo accionista del Reus | sport

Nuevo palo para el CF Reus. Si ayer lunes se conoció la noticia que permitía al conjunto de la capital del Baix Camp poder inscribirse en Tercera División, un día después se ha dado a conocer que la entidad catalana ha visto como el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), ha rechazado las medidas cautelares que pidió durante el mes de julio el actual administrador concursal del club, David López.

Xavi Turu

El único representante legal que tiene ahora mismo el equipo reusense, pudo validar el deposito de 30.000 euros que realizó Clifton Onolfo a la Federació Catalana de Futbol (FCF) a principios de este mes de agosto. Este movimiento parecía que daba aire fresco a un Reus muy necesitado y que en los últimos meses tan solo ha tenido altibajos en sus despachos. Pese a la posible buena noticia, este martes se ha dado a conocer la resolución del TAD a través de un comunicado en el que ha tenido acceso IUSport.

Varios frentes abiertos

Este nuevo palo entre las ruedas a la entidad catalana supone otro nuevo hándicap para Onolfo y sus socios. Los rojinegros no podrán jugar en Segunda División B y, si finalmente se pueden gestionar todos los documentos administrativos y financieros, el Reus podría disputar sus partidos en Tercera División. Pero lejos de la realidad futbolística, el conjunto catalán tiene complicado el hecho de poder ponerse las botas y empezar a correr sobre el verde.

Por mucho que ya esté inscrito y después de ingresar y validar los 30.000 euros a la FCF, aquello que de verdad importa es poder gestionar la deuda financiera que supera los dos millones de euros y que a día de hoy todavía sigue sin poder pagarse. Si el Reus no liquida esta cantidad de dinero, la Federación Española de Fútbol (RFEF) no podrá desencallar el bloqueo que existe en relación con las altas federativas de la entidad catalana. Si no se paga lo que se debe a los ex futbolistas del club, la Federación no dará su brazo a torcer y los reusenses podrían quedarse sin competir.

Necesitan un campo

Solventar este hándicap es de vital importancia para que el Reus pueda hacer el paso definitivo para poder jugar al fútbol y ver como vuelve a rodar el balón sobre el césped del estadio rojinegro. En relación con campo, la FCF también ha notificado al club catalán que facilite el nombre de las instalaciones en las que van a ejercitarse y disputar sus partidos como local, además de certificarlo con un documento en el que conste la autorización total del propietario de dichas instalaciones.

Además, también hay que destacar que el grupo V de Tercera arranca en pocos días y los rojinegros tendrían que comunicar aquello que demanda la FCF antes de este mismo miércoles. Al Reus se le acaba el tiempo para conocer su futuro más inmediato y saber si finalmente podrán jugar en alguna división o por los hándicaps administrativos y financieros van a quedar fuera de los terrenos de juego durante esta campaña.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil