El Europa se planta por un nuevo césped en el Nou Sardenya

“Hay clapas donde directamente se ve el cemento, sin césped ni caucho”, explican a SPORT desde el club escapulado

En los presupuestos del Ayuntamiento se acordó el cambio en 2020, aplazado a 2021 por la pandemia, pero no hay intención de hacerlo

La parroquia escapulada se concentró en la plaza de la Vila de Gràcia
La parroquia escapulada se concentró en la plaza de la Vila de Gràcia | ÀNGEL GARRETA

Roger Payró

La parroquia escapulada ha dicho basta. El estado del césped artificial del Nou Sardenya, de propiedad municipal, urge un cambio. El Europa lleva tiempo luchando pero la situación cada vez es menos sostenible. “Hay clapas donde directamente se ve el cemento, sin césped ni caucho”, explican a SPORT desde el club. Unos problemas en su feudo que da más mérito si cabe al primer puesto logrado en el subgrupo 5A de Tercera División. Ahora en la siguiente fase el equipo de David Vilajoana luchará por ascender a la nueva Segunda RFEF.

Retomando el tema del verde, el actual tapete data de septiembre de 2010 y su vida útil suele durar entre 7 y 9 años. El problema es que en el caso de clubes como el Europa –con tantos equipos en la base y con la presencia de su más que conocida ‘Escola’, que reúne a casi mil niños y niñas,- el desgaste se agiliza aún más. El volumen de partidos que acoge el campo durante cada temporada es muy alto. Ya hace tiempo que presenta irregularidades, aunque el actual estado es ya paupérrimo.

En 2020 debía cambiarse tal y como se acordó en los presupuestos del Ayuntamiento pero la pandemia de coronavirus irrumpió y se aplazó con la promesa de que se haría en 2021. Club y afición lo comprendieron, lógicamente, pero cuando el Europa retomó los contactos se encontró con la negativa por parte del consistorio, que alegó otros gastos prioritarios y aplazar el cambio hasta 2023. Se elevó entonces una queja y se logró adelantarlo a 2022, pero los escapulados no se dan por satisfechos y siguen luchando para que se ejecute cuanto antes.

Protesta ante la sede de distrito

La concentración de este pasado lunes en la plaza de la Vila de Gràcia delante de la sede del distrito ha sido la última acción. Organizada por padres y madres de jugadores del fútbol base así como socios y peñistas del club –pero apoyada por parte de la entidad, hasta el punto de que integrantes del primer equipo masculino y femenino participaron en ella-, reunió a un centenar de personas. ‘Queremos un césped nuevo. Ninguna lesión más’, se leía en la pancarta que desplegaron.

Y es que son varias las lesiones de gravedad motivadas por el mal estado del césped. “Hay clapas donde directamente se ve el cemento, sin césped ni caucho”, explican a SPORT desde el club. “Exigimos el cumplimiento del acuerdo firmado en los presupuestos municipales y la promesa de ejecución en verano de 2021”, añaden. La familia escapulada ha demostrado que no les fallarán y que seguirán luchando por un campo digno y seguro.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil