Sport.es Menú

El Ayuntamiento cede el campo Municipal al Reus

El consistorio ha dado el visto bueno para que los rojinegros tengan las instalaciones a su disposición

El terreno de juego era un requisito indispensable por parte de la Federació Catalana de Futbol

Así protestaba el Reus cuando no cobraban sus jugadores
Así protestaba el Reus cuando no cobraban sus jugadores | sport

El Reus ya tiene campo donde poder disputar sus partidos en Tercera División. Después de una mañana más que movida por parte del administrador concursal del club, David López, se ha conseguido que el conjunto de la capital del Baix Camp pueda utilizar las instalaciones municipales que pertenecen al Ayuntamiento de Reus para que los rojinegros lo puedan utilizar como terreno de juego para el primer equipo. Esta misma mañana, López ha enviado una solicitud en el registro del consistorio para solicitar las instalaciones y el campo de fútbol, requerimiento indispensable por parte de la Federació Catalana de Futbol (FCF).

Xavi Turu

Pasadas unas horas de la petición del administrador concursal, el Ayuntamiento de la localidad catalana ha respondido a través de un comunicado destacando que “ante la voluntad del Ayuntamiento de facilitar la inscripción de los equipos en las respectivas competiciones deportivas, y para permitir la continuidad de la actividad empresarial del club, el Consistorio, a través de la empresa municipal Reus Deporte y Ocio, ha asignado el Estadio Municipal como terreno de juego del primer equipo del CF Reus Deportiu SAD, y el campo de fútbol municipal de Mas Iglesias del equipo de Primera Catalana”. Tal y como se destaca en dicho escrito, el segundo equipo reusense, también dispondría de unas instalaciones para poder ejercitarse y competir.

Un paso importante para los reusenses

Pese a la concesión, se ha querido destacar que dicho acuerdo dependerá de si finalmente el primer y segundo equipo del Reus pueden ser inscritos de manera reglamentaria, hecho que se entiende cuando la entidad catalana pueda pagar los más de dos millones de deuda que tiene acumulada: “La asignación de las instalaciones municipales quedan condicionadas al cumplimiento de las condiciones reglamentarias y legales de disponer de las correspondientes licencias deportivas, contratos laborales y cumplimiento de cualquier otra obligación legal”.

Después de la petición de ayer martes por parte de la FCF, parece ser que los rojinegros ya tendrían su campo para poder empezar a competir. Ahora, tan solo falta lo más complicado, liquidar la deuda y que consecuentemente se puedan arreglar las altas federativas para que se pueda empezar la temporada con todos los hándicaps financieros y administrativos puestos en regla.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil