Sport.es Menú

Robert Navarro, el alumno aventajado de Henry

El canterano de la Masia hizo historia al convertirse en el jugador más joven de la historia en debutar con el AS Monaco

Robert dejó el Barça el pasado verano y a sus 16 años está llamado a ser una de las joyas del futuro

Robert Navarro debuta en la victoria del Mónaco al Canet Roussillon en la Copa francesa | sport.es

Thierry Henry, Kylian Mbappé o Anthony Martial. Jugadores reconocidos a nivel mundial y que tienen algo en común: debutaron profesionalmente en el AS Monaco y están entre los 20 más jóvenes en hacerlo. Sin embargo, desde el pasado domingo, el récord al jugador más joven de la historia en debutar con el conjunto francés tiene color azulgrana. Robert Navarro, formado en la Masia, debutó con 16 años y ocho meses a las órdenes de Thierry Henry. Una dupla que promete.

Robert Navarro solo lleva cuatro meses allí y ya está haciendo historia. El centrocampista decidió dejar la cantera del FC Barcelona, el pasado verano, y emprender una aventura muy atractiva tanto a nivel deportiva como económica. Y los resultados no han tardado en llegar. Las expectativas en su llegada eran muy altas pero pocos se podían imaginar que a su temprana edad ya estaría vistiendo la camiseta del primer equipo del AS Monaco.

El debut es un premio a un trabajo en la sombra durante los últimos meses. Su andadura en el conjunto francés empezó de forma espectacular. Leonardo Jardim, el entrenador en ese momento, le dio la oportunidad en pretemporada y se lo llevó a los tres stages del primer equipo. Robert respondió muy bien y el premio fue la convocatoria para la Supercopa de Francia ante el PSG. De jugar en la División de Honor Cadete a estar convocado para la Supercopa. Era la demostración que la propuesta deportiva iba muy en serio.

Robert Navarro atiende a Henry durante el entrenamiento | sport.es

Jardim le hizo un fijo en los entrenamientos y para no perder ritmo de competición bajaba con el filial. Tras siete partidos, Robert notó unas molestias y decidió parar. Parecía poca cosa pero las pruebas le indicaron lo contrario. Tenía que estar parado dos meses. Fueron días complicados aunque la ayuda de su familia y la de su compañero Rony Lopes fueron claves. Tras hacer la recuperación pertinente, volvió a los entrenamientos. A los dos días, recayó. La situación era preocupante. Club y jugador pactaron que Robert se pusiera a las órdenes de José Vilariño, un fisioterapeuta reconocido en el fútbol profesional español. A las pocas semanas, Robert estaba recuperado y preparado para volver a los terrenos de juego. Le esperaba un nuevo entrenador. Nada más y nada menos que Thierry Henry. El francés, con poco tiempo en el cargo, se volcó con el español desde el primer entrenamiento. Le convocó en el primer partido que estuvo disponible y le hizo debutar. Hay feeling entre ellos y Robert no puede tener un maestro mejor para triunfar en el fútbol. Aún es pronto pero se le tendrá que seguir de cerca.

En su vida personal, Navarro tiene claro que no puede dejar de lado los estudios. Por ello, está cursando el Bachillerato online en el IOC (Barcelona) y a la vez hace clases de francés. 

    

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil