Rafa Márquez: "Al Barça nunca se le dice que no"

Rafa Márquez: "Al Barça nunca se le dice que no"

Rafa Márquez repasa en SPORT cómo ve la temporada del Barça del primer equipo y opina sobre la situación de Jordi Alba, Gerard Piqué y de los fichajes en la defensa | MAITE JIMÉNEZ

El técnico del Barça Atlètic habla de su arranque con el filial, de cómo ve al primer equipo y de sus ambiciones personales

"Cuando entras en el círculo, sueñas con entrenar a un grande, pero para ello hay que trabajar y estar preparado", asegura

El ‘Kaiser de Michoacán’, apodo que le puso Joan Laporta, enseña toda su experiencia a los jóvenes futbolistas del Barça Atlètic; su carrera en  el banquillo azulgrana no podía arrancar mejor, el filial está invicto y el vestuario le respeta y escucha.

El Barça Atlètic está invicto y firma un muy buen arranque. ¿Se lo esperaba?

Los jugadores han entendido los conceptos, la idea de juego y lo que vamos incorporando. Hemos trabajado muy bien desde el primer día y los resultados acompañan. 

¿Hasta dónde puede llegar este equipo, quizás el ascenso?El principal objetivo que me trazaron al llegar fue el de desarrollar a los chicos, tratar de formarles mejor y darles todas las herramientas. Pero sin renunciar a nada.

"Es un grupo que tiene muy buena actitud; el objetivo es desarrollar a los chicos sin renunciar a nada"

El filial es el último paso hacia la élite y a veces no es fácil compactar el grupo. ¿Qué vestuario se ha encontrado?

Es un equipo con muchos jugadores nuevos, del Juvenil han subido bastantes y se conocen bien y luego están los que se han quedado y tienen entusiasmo. Se ha hecho un buen grupo de trabajo tanto en el staff como en la plantilla y eso me ha ayudado muchísimo. Destaco la actitud que tienen los chicos.

¿Por qué finalmente no llegó otro delantero centro?

Quizás no encontramos un perfil que nos convenciera, no íbamos a fichar por fichar, queríamos que pudiera aportar muchas cosas. 

¿Buscarán un agente libre?

No, es el grupo que se va a quedar hasta diciembre y ya veremos después si hay alguna opción. 

El ‘9’ titular es Roberto. Ante el Calahorra hubo penalti y usted gritó en la banda “Txus, Txus” (por Txus Alba), pero lo chutó, y lo marcó, Roberto...

Es lo bueno de este grupo, que entendieron la situación, que Roberto necesitaba esa confianza. Sí, habíamos decidido que Txus lo tirara, pero entre ellos hay esta libertad.

"No llegó el '9' al no encontrar el perfil deseado, no íbamos a fichar por fichar"

¿Sigue a la espera de poder contar con Pablo Torre?

Si viene nos ayudará, sumará, aportará y con siempre estarán las puertas abiertas. Pero es algo que lo manejan directamente desde el primer equipo con Xavi. 

De los nuevos se espera la llegada de Román Vega y los primeros minutos de Zalaya. ¿Buscaba este perfil en una posición que tan bien conoce? 

Es un jugador con muy buena salida y una pierna izquierda muy educada. Lo estamos intentando poner bien físicamente tras una lesión y ayudará mucho en nuestro estilo.

"Pablo Torre tiene las puertas abiertas, pero es algo que se maneja desde el primer equipo"

Retrocedamos un poco. ¿Cómo se gestó su regreso al Barça?

Ya desde el año pasado había esas charlas. Yo estaba haciendo el curso de entrenadores en Madrid y me habían ofrecido el Juvenil A, pero por no tener la titulación no pude venir. Este año seguían con la misma idea, me propusieron al final el Barça Atlètic y es una gran oportunidad. Quiero aprovecharla, seguir creciendo y qué mejor que en casa.

Laporta fue quien le puso el apodo de ‘Kaiser’. Tiene mucha personalidad, ¿verdad?

Sí, sí, me lo puso (sonríe). Es lo que tú dices, es un presidente con mucho carácter y eso le hace arriesgar, tener una plantilla competitiva y darle de nuevo lo que necesita el club, que es gente de casa, que conoce y quiere estos colores y poco a poco los ha ido poniendo, entre ellos a mí, y estoy muy agradecido. Quiero devolver esta confianza con trabajo y resultados.

"Laporta tiene mucho carácter y eso le hace arriesgar; sabe lo que necesita el club"

No llegó antes además por un malentendido con Estados Unidos que ya se resolvió. ¿Lo pasó muy mal?

Fue difícil y complicado. Nunca me esperé ese golpe tan bajo, pero al final son lecciones también de vida que te ponen a prueba y afortunadamente se aclaró. Digamos que se manchó mi imagen, pero a final de cuentas toda la gente que me conoce sabía de la persona íntegra que he sido siempre y de la profesionalidad. Ya queda en el pasado.

Rafa Márquez siempre ha tenido una especial atención por la infancia, en especial por los menos favorecidos. ¿Les sigue ayudando?

Desafortunadamente por esa misma situación salió afectada mi Fundación, pero intentamos ayudar en lo que podemos todavía.

Hablemos del primer equipo del Barça. ¿Volverán los éxitos?

Hay una plantilla muy competitiva, dos jugadores por posición, gran calidad, gente con experiencia y chicos de La Masia. Sí, se puede competir por ganar títulos.

Si le hubiera tocado marcar a Lewandowski, ¿cómo lo hubiera hecho?

Uff, debe ser muy complicado. Es un delantero muy completo y tanto dentro como fuera se muestra como un líder. Cuando mete goles enseguida está dando instrucciones para mejorar, aplaude los esfuerzos, llama la atención cuando se tiene que llamar. El Barça ha hecho muy bien en contratarlo.

"El Barça ha hecho muy bien en contratar a Lewandowski, es un líder dentro y fuera"

¿Cómo ve la situación de capitanes como Piqué y Alba?

Difícil, complicado. Son gente competitiva y conociéndolos, quieren jugar cada semana, pero ahí es importante la gestión de Xavi con ellos, las charlas para que no pierdan la motivación. Tienen que aportar tanto si juegan como si no.

Cinco centrales en la primera plantilla y todos diestros...

El Barça está acostumbrado y tanto Araujo como Koundé pueden jugar de laterales diestros. Tenemos muy buenos centrales, con experiencia. Araujo, por ejemplo, es físicamente muy fuerte, muy rápido. Y lo bueno es que aún tiene un margen de mejora importante.

"Piqué y Alba son competitivos y ahí es importante la gestión de Xavi, deben aportar tanto si juegan como si no"

Todo entrenador sueña con lo más alto. ¿Lo hace Márquez con el Barça o la selección de México, con la que jugó cinco Mundiales?

Obviamente, cuando ya entras en este círculo, sueñas con entrenar a un equipo grande, pero para ello hay que trabajar, adquirir experiencia y cuando se dé la suerte, estar preparado. Al Barcelona y a la selección no se les dice nunca que no.

Temas