Sport.es Menú

Oriol Busquets, el pivote del futuro

Oriol es el relevo natural de Sergio Busquets, con el que comparte apellido y un físico privilegiado

El laboratorio de La Masia está 'modelando' a este mediocentro de 18 años del que se espera mucho

Oriol Busquets se abraza a Gabri tras conseguir el pase a la final four de la UEFA Youth League
Oriol Busquets se abraza a Gabri tras conseguir el pase a la final four de la UEFA Youth League | JOAN MONFORT

El laboratorio de La Masia está trabajando intensamente para formar a especialistas que a medio plazo puedan convertirse en valores para el primer equipo del Barça. Uno de los jugadores con mayor potencial de la cantera blaugrana es Oriol Busquets. Un mediocentro fuerte y técnico del Juvenil A que en el club están convencidos de que puede llegar a ser el heredero del Busquets más célebre, Sergio.

A Oriol y Sergio les une el apellido. Uno es de Sant Feliu de Guixols y el otro, de Badia del Vallès. Los dos dominan el juego desde la altura, ambos superan el 1,85 m, pero a su físico unen una inteligencia táctica que les convierte en distintos.

En el caso de Oriol, desde el Barça han tenido claro que es un pivote nato. En su primera campaña en el Juvenil A, con 17 años, alternó la posición de pivote con la de interior. Ferran Sarsanedas, ahora en el Barça B, era el titular habitual y le dejaba poco espacio.

Esta campaña, en cambio, se ha afianzado como el mediocentro fijo para Gabri, el entrenador del equipo.  Ya ha cumplido los 18 años y va madurando a pasos de gigante. El trabajo metódico diseñado en La Masia ha tenido mucho peso. 

Por un lado, los responsables técnicos del Barça se centraron mucho en mejorar su coordinación. Con su altura era importante que se moviera con agilidad y gestionara bien los giros o movimientos. Esta fase la ha superado, igual que otros conceptos tácticos propios del mediocentro que ha podido potenciar gracias a la tecnología. El Barça trabaja por líneas y los especialistas ven vídeos fragmentados de sus partidos, con los defectos y virtudes para crecer. Un análisis cuidadoso que está dando frutos, como se ha visto con Busquets.

CLAVE EN EL ÉXITO DEL JUVENIL

Oriol se ha convertido en un futbolista fundamental para entender el éxito del Juvenil A, líder de la División de Honor y en el cuadro final de la UEFA Youth League, con una semifinal a la vista ante el Salzburgo. Su jerarquía dio impulso al equipo en las eliminatorias ante el Borussia Dortmund y Porto para plantarse a la ronda definitiva y soñar con una final contra el Real Madrid, que se medirá con el Benfica en la otra semifinal que se jugará en Nyon.

Busquets está siguiendo unas pautas de progresión que la próxima temporada le llevarán probablemente al Barça B aun en edad juvenil. Los técnicos de La Masia así lo entienden y tienen programado. Su contrato expira en junio del 2018 y el Barça ya tuvo que emplearse a fondo en la anterior renovación ante la insistencia del Arsenal por ficharle. La Juventus ha sido el último club en volver a la carga, pero Oriol suspira por jugar en el club de su vida, en el que entró como benjamín y quiere llegar a una meta cada vez más cercana.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil