Sport.es Menú

Jandro Orellana: Un currante de lujo

Tiene calidad para dar y vender, pero aún así lo basa todo en el trabajo

Se le compara a Sergio Busquets y la verdad es que domina los tempos de los partidos como él

Jandro Orellana da equilibrio al centro del campo del juvenil del Barça
Jandro Orellana da equilibrio al centro del campo del juvenil del Barça | JOAN MONTFORT

Los periodistas, y también los aficionados, tenemos la (mala) costumbre de caer en la tentación de comparar a jóvenes jugadores con otros ya consagrados. Y en el caso del protagonista hoy de esta contraportada, Jandro Orellana, muchos hemos coincidido en compararle con Sergio Busquets. Y la verdad es que el propio Jandro en alguna ocasión ha reconocido que es uno de sus referentes.

Jandro es un futbolista tácticamente excepcional, técnicamente muy bien dotado, claro ejemplo del ADN Barça y que sabe controlar perfectamente los tempos de los partidos. Comenzó a jugar a fútbol a los 8 años en la Escola de Futbol Gavà. El fútbol le apasiona, aunque cuentan que el tenis de mesa se le da más que bien. Y también le iba muy bien el baloncesto. De hecho, cuando ya estaba en el Gavà de fútbol, el equipo de baloncesto quiso incorporarlo. Pero él lo tenía claro. El fútbol es lo suyo.

Del Gavà, donde estuvo cuatro años, se fue al Espanyol, donde jugó las dos temporadas de infantil. Y de allí Franc Artiga, entonces entrenador del cadete B, se lo llevó a Can Barça. Tímido y reservado fuera del terreno de juego, dentro es un futbolista tremendamente exigente consigo mismo y que siempre pone los intereses del equipo por encima de los suyos. De hecho, dicen que en los entrenamientos se le ve hacer auténticas virguerías que luego en los partidos no las hace para mantener el rigor táctico que suelen pedir los entrenadores.

Pero si algo define a Jandro Orellana es su capacidad de trabajo. Hay jugadores a los que no les gusta entrenar. A él le encanta. Sabe que con la calidad que tiene, con esfuerzo y trabajo puede llegar muy lejos. Y no escatima nada.

De familia deportista, sus padres jugaron a balonmano y su hermano es también futbolista, ha pasado un año muy malo por culpa de una lesión, pero la supo superar por su fortaleza mental y la ayuda inestimable tanto de su familia como del club.

A Jandro le gustan, además de los deportes, los video juegos, el cine y la música. Y a falta de datos oficiales, puede que tenga un auténtico récord: ser el único centrocampista en España en haber ganado el Campeonato de Europa con la selección española sub-17 y haber ganado a la vez la UEFA Youth League con el Barcelona.

Y una anécdota para acabar: el día que en su primer año en el Barcelona pudo pelotear un rato con Luis Suárez.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil