Arnau Comas, el prototipo de central de la Masia

Arnau Comas reúne todo lo que se busca en la Masia: salida de balón, altura y liderazgo

Arnau Comas, en la Youth League
Arnau Comas, en la Youth League | sport

Como en todos los equipos, en el Barça también hay unos parámetros que se intentan seguir a la hora de formar a un futbolista. En la posición de central, lo que más se trabaja en la Masia es la salida de balón, el liderazgo y la intensidad en la presión tras perdida. En esto, Arnau Comas es uno de los mejores ejemplos que hay en la cantera.

Sus inicios futbolísticos fueron en el Cassà de la Selva, club de su pueblo y donde disfrutaba del fútbol rodeado de amigos. Allí ya se le veía un jugador especial y en benjamines de segundo año fichó por el Girona. A pesar de ser un año más pequeño, jugó la temporada con el alevín en fútbol 11. Era el más pequeño de la competición pero desde el centro del campo, su primera posición, comandaba al equipo. Un año en el Girona fue suficiente para que el Barça lo quisiera fichar. Él era feliz en Girona pero el sueño de vestir la camiseta azulgrana nunca se puede desaprovechar. 

En el Barcelona fue cuando empezó a ser más asiduo a la posición de central. Su primera temporada fue espectacular y se llevó el MVP en torneos como el MIC o Peralada. Hecho que demuestra sus grandes actuaciones ya que no es habitual que este premio lo reciba un central. Además de calidad, tenía un punto de líder que hizo que a pesar de su corta estancia en el club, se ganara el brazalete de capitán. Este le ha acompañado durante todos sus años en la Masia. 

Actualmente juega en el Juvenil A tras subir este verano junto a cuatro compañeros más de la generación del 2000 (Sergio Gómez, Juan Miranda, Jandro Orellana y Mateu Morey). Casi nada. Gomez y Miranda ya están en dinámica del filial. Jandro está lesionado. Y Mateu y Comas son dos de los que se espera que puedan entrar en los planes de Gerard López el próximo verano para hacer pretemporada. 

Fuera del terreno de juego, Comas es un chico al que le gusta mucho su tierra. Tanto es así, que prefirió terminar sus estudios en el colegio de toda la vida para poder seguir rodeándose de los suyos. La contrapartida era que tenía que viajar cada día de Cassà de la Selva a Barcelona para realizar los entrenamientos y los partidos cinco vecess por semana. Pero a Arnau no le importaba. Su familia siempre ha sido lo primero. 

En términos de ídolos, a pesar de que por físico y juego se parece mucho a Gerard Piqué, Comas siempre se ha mostrado muy fan de la carrera de Carles Puyol. Sin duda, tiene muy buen gusto.  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil