Anssumane Fati, el regreso más esperado en la Masia

Anssumane Fati, en la final del MIC15 ante el Real Madrid
Anssumane Fati, en la final del MIC15 ante el Real Madrid | sport

Junto a la sanción FIFA, fue el momento más triste para la cantera azulgrana. El 13 de diciembre de 2015 Anssumane Fati se disponía a jugar el derbi ante el Espanyol con el Infantil A. No era habitual que él disputase partidos con ese equipo ya que siempre ha jugado con los equipos de un año superior pero los responsables azulgranas así lo decidieron. En una acción de la primera parte, el jugador de Guinea-Bissau cogió un balón en el centro del campo y puso la directa hacia portería. Su acción quedó interrumpida por una dura entrada de un jugador del Espanyol. Desde el primer momento se temió lo peor. Una ambulancia tuvo que entrar a la Ciudad Deportiva y más tarde se confirmaba que tenía rota la tibia y el peroné de su pierna derecha. Una noticia que impactó muchísimo a sus compañeros ya que hacía poco que había vuelto a jugar tras estar unos meses apartado por la sanción FIFA.

Albert Rogé

Ansu, como le conocen el conjunto azulgrana, se le habilitó una habitación en la Masia donde los primeros días no paró de recibir visitas de todos sus amigos. Además, en el partido del siguiente fin de semana, sus compañeros lucieron una camiseta de apoyo que, como dijo su entrenador Cristian Catena en una entrevista, había sido iniciativa propia de los jugadores capitaneados por Eric Garcia, uno de sus mejores amigos. Desde el mismo día de la lesión, Ansu se puso en manos de los responsables azulgranas para volver cuanto antes a los terrenos de juego. Ha sido un camino muy duro pero las personas que lo conocen destacan la madurez con la que el jugador afrontó la lesión, las ganas que tenía de ir a recuperación y la gran cantidad de partidos que veía para seguir aprendiendo. En este proceso de recuperación ha sido clave el apoyo de su hermano Braima y de Marc Lacueva, representante de la agencia Minguella Football Management. Los dos han acompañado a Ansu durante toda la recuperación y han intentado que se le hiciera lo más amena posible. Mismo papel ha jugado Rubén, de la Masia, y todo el equipo de médicos y fisioterapeutas que han conseguido que Ansu pueda volver a disfrutar del fútbol.

Ahora, bajo las órdenes de Franc Artiga, quiere consagrarse en el Cadete A como una de las grandes joyas de la cantera. Llegado del Sevilla junto a su hermano BraimaAnsu llamó la atención desde el primer momento. Debutó con Marc Serra en el Alevín A y tenía algo diferente a los demás. Con los años ha ido potenciando sus virtudes y mejorando sus defectos para convertirse en, según muchos entrenadores del fútbol formativo, el mejor jugador que tiene actualmente la Masia. Para los que no lo conocen, Ansu es un jugador que actúa de falso delantero y que lo tiene todo. Va bien de cabeza, tiene una calidad exquisita y es un goleador. En esta pretemporada ha marcado más de 10 goles y alguno muy importante como el de la final ganada ante el Real Madrid en Alzira. Su jugador favorito es Rashford, un joven inglés que destaca en el Manchester United de Mourinho, y en él se fija para poder mejorar sus movimientos.

Ahora, tras 10 meses de su grave lesión, regresa a la competición liguera el próximo domingo a las 12 ante el Gavà. El jugador tiene muchas ganas de hacer lo que más le gusta: jugar a fútbol. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil