Tom Brady ¿el más grande de todos los tiempos?

Ganó su séptimo Super Bowl al superar algunas adversidades

El líder de un equipo "eterno"

Brady: ¿La mejor de las siete? Todas son especiales | Perform

Un año atrás, Tom Brady estaba viendo el Super Bowl LIV desde su casa y su futuro era incierto. Tendría que esperar dos meses más para decidir aceptar un proyecto a sus entonces 42 años para cambiar de equipo cuando muchos ya comenzaban a "retirarlo".

Pero en los momentos más importantes, la mística y la habilidad de Brady se mostró. Veinte temporadas después de ganar su primer título, Brady estaba otra vez en la lucha por el trofeo Vince Lombardi.

FUE LÍDER FUERA DE LA CANCHA

Pocos querían volver al Super Bowl como el entrenador en jefe, Bruce Arians. Este fue parte del equipo técnico de los Buccaneers en el 2002 cuando ganaron su primera corona. Arians no se sintió intimidado con la llegada de Brady y aunque supo que tenía a un jugador con un currículo impresionante. A principios de temporada el entrenador lo retó para mejorar su rendimiento. También fue parte integrar en consolidar a la relación entre su estelar quarterback y el coordinador ofensivo Byron Leftwich.

Había que tener en cuenta que los Bucs no tuvieron una pretemporada para poder compaginar todos los conceptos que se tenían que aprender en un sistema de juego completamente nuevo al lado de un receptor (Antonio Brown) y ala cerrada (Rob Gronkowski)

El equipo tuvo problemas al principio, pero con el pasar de los partidos el equipo comenzó a consolidarse y el equipo a jugar mejor en las dos unidades. Una de las claves fue Brady haciendo de líder fuera del emparrillado. Tampa Bay fue altamente criticado cuando adquirió al controversial receptor Antonio Brown. Esta había tenido un sinfín de problemas y había tenido salidas complicadas de los Pittsburgh Steelers y New England Patriots.

Brady tuvo fe en el jugador y cuando fue fichado, éste lo llevó a su casa para vivir con él. Brown le pagó ese gesto en el Super Bowl cuando atrapó un pase de touchdown que comenzó a establecer el principio del fin de los Chiefs en el partido. Durante este tiempo, Brown y Brady crecieron en su relación y hasta la familia de Brady lo aceptó como otro miembro. Después de finalizar el partido, Brown fue a celebrar con la esposa, Gisele Bünchen, y los hijos de su compañero de equipo y al final todos se dieron un gran abrazo.

LOS PROBLEMAS FUERA DEL EMPARRILLADO

Para Brady, no todo fue color de rosa en su vida personal. Durante la temporada, el jugador tuvo que lidiar con el contagio de sus padres de coronavirus. Cuando reconoció al equipo al ser Jugador Más Valioso por quinta ocasión, admitió que fueron "uno meses difíciles" para él. Para él, la salud de sus padres era al complicado ya que su madre era paciente de alto riesgo tras haber batallado contra el cáncer hacer un par de años atrás.

¿DÓNDE QUEDA ENTRE LOS GRANDES?

Todas las adversidades que ha superado lo han fortalecido y como los grandes jugadores tienen un "complejo". Sigue siendo autocrítico y busca demostrar que es el mejor más allá de haber ganado más títulos que todos los equipos de la NFL menos tres: Chicago Bears y New York Giants (8) y los Green Bay Packers (11).

Para Brady, su aspecto físico fue lo que más criticaron. Hasta el día de hoy, los videos de Brady durante el combinado universitario ha sido material casi de comedia. Era un chico flaco que parecía que "nunca había levantado pesas en su vida". Era lento, no podía saltar. Tuvo los peores números en esos combinados en la historia en lo que se refiere a quarterbacks. Fue el séptimo quarterback seleccionado en el 2000 y fue casi como descarto por parte de los Patriots. Este equipo lo seleccionó como el jugador número 199 de ese reclutamiento colegial.

Esa terminó siendo su gran motivación durante su carrera. Lo que lo llevó a otro nivel fue su liderazgo y era un jugador que el escenario más grande terminó siendo su lugar perfecto.

Hay poca duda que Brady tiene que ser considerado el mejor quarterback de todos los tiempos. Sus galardones y los números también lo colocan dentro del Olimpo del fútbol americano. En algunos medios estadounidenses, Brady ya lo colocaban en la elite del deporte nacional e internacional. Sus triunfos de Super Bowl otra vez como "Campeón del Mundo", término que usan en Estados Unidos para los que ganan los títulos en sus deportes. Ya lo comparan entre los grandes del deporte norteamericano, algo que lo lleva a niveles rarificados. Ya a cumplido con todas las metas posibles, pero como hemos visto con animales competitivos como Leo Messi y Cristiano Ronaldo, Michael Jordan y Muhammad Ali.

Hasta el día de hoy recuerda ser seleccionado en el puesto número 199 y eso lo motiva hasta el día de hoy.

"Lo que hace a un jugador grande es poder ejecutar en los momentos más importantes," dijo Brady en una entrevista con el canal de la NFL hace 10 años atrás. Eso fue lo que le generó una mística sobre su carrera. Trabajó más que todos. Estudió más que cualquiera. Tomó cada oportunidad como su última y tenía en mente que cualquier rendimiento pobre terminaría con su carrera, en su mente.

Brady además se convirtió en la cara de un programa de ejercicio y nutrición que ha usado para poder mantenerse en un nivel físico impecable. Esto ha sido la diferencia en su nivel y capacidad de recuperarse y mantenerse entre los mejores jugadores de la liga.

Es un ser que nunca se siente satisfecho y sigue buscando la excelencia. Brady siempre ha mencionado que quiere seguir jugando hasta los 45 años de edad y como sigue su carrera, lo podría hacer sin ningún problema. No comparó a este título con otros, aunque lo pudo hacer ya que superó otro estigma que tenía tras 20 años con los Patriots. Supuestamente, Brady era un quarterback que apenas podía rendir dentro del sistema de Bill Belichick. También nadie puede dudar que podía jugar y ganar con otro equipo. Ya lo ha hecho. Por eso él fue tajante cuando dijo que este título era "eterno". "Nadie nos podrá quitar este campeonato, especialmente por todo lo que pasamos juntos," dijo Brady pospartido.

Y hasta más allá de esa edad, cree que puede ser mejor el próximo año. Lo que sí uno puede asegurarse es que todavía hay un acto más a esta obra que nos otorgará en su futuro. Lo que sí garantiza es que seguirá generando terror dentro de las defensivas de la liga y volver a "confirmarse a sí mismo" como el mejor de todos los tiempos.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil