Sport.es Menú

¿Será Klinsmann la solución para Ecuador?

El objetivo de la federación ecuatoriana es hacerse con sus servicios

Lo ven como el candidato ideal por su dilatada experiencia en los banquillos

Klinsmann, muy cerca de ser el nuevo seleccionador ecuatoriano
Klinsmann, muy cerca de ser el nuevo seleccionador ecuatoriano | AFP.

Después de otro desastre veraniego que tuvo la tricolor ecuatoriana, los directivos de la federación de ese país ya quieren comprometerse con un proyecto a largo plazo y con un técnico europeo. El nombre que han dado como su primera opción es el alemán Jürgen Klinsmann. Este nombre ha sido confirmado por algunos directivos de manera privada y también en público. El miércoles Carlos Manzur confirmó esta noticia en una entrevista que le ofreció a Radio Huncavlica.

Juan G. Arango

En las últimas horas, se habla de que Klinsmann está muy cerca de convertirse en el nuevo seleccionador. En Ecuador lo ven como el candidato ideal para la selección de su país basado en el rol que tuvo con Alemania cuando los dirigió en el mundial del 2006. Para muchos, él fue uno de los artífices de la reconstrucción de esa selección y su eventual título en el 2014 cuando ya estaba bajo el mando de su exasistente Joachim Löw.

Lo que uno puede valorar de Klinsmann es su capacidad de vender. Es un individuo que presenta muy bien y tiene el poder del convencimiento. En el 2010, fue analista invitado del mundial de Sudáfrica para una cadena estadounidense y durante esa transmisión le vendió a ese país lo que requería para poder ser una potencia mundial. Con ese discurso pudo convencer y crear expectativas sobre el futuro del fútbol allí.

Lo que no tomó en cuenta es que un cosa es ser revolucionario y otra es ser mandatario.

Klinsmann fue muy cuestionado por los medios norteamericanos durante su mandato. El alemán tuvo un comienzo importante en el cual pudo conseguir una seguidilla de resultados importantes con Estados Unidos, pero no hubo una mejoría notable en el nivel de juego del equipo.

Bajo el mandato del campeón del mundo, Estados Unidos pudo salir de un grupo muy complicado y pudo darle lucha a una potente Bélgica en la segunda ronda del mundial. Su paso por la selección estadounidense estuvo marcado por controversias y peleas que tuvo con la Major League Soccer y algunos medios que criticaban su manera de ver al fútbol de esa liga.

El teutón era muy partidario de ver a los jugadores irse a Europa para desarrollarse mejor y no estar satisfechos con solo quedarse en la liga doméstica. Estas palabras coincidieron con un momento en el cual varios de los veteranos de la selección estadounidense comenzaron a regresar ya que se les ofreció contratos multimillonarios.

Klinsmann fue muy crítico de la estructura del fútbol estadounidense y buscaba la posibilidad de cambios para poder acercar a ese país a la elite futbolística. Esos conmentarios fueron recibidos por directivos y medios con mucha resistencia y al final terminaron siendo los malos resultados que terminaron con su mandato como técnico y manager de esa selección.

Mientras se le puede dar algún tipo de crédito por su cambiar el rumbo del fútbol alemán, Klinsmann tiene que recibir su porcentaje de culpa por la no clasificación de Estados Unidos al mundial de Rusia.

Si llega Klinsmann, se convertiría en el segundo técnico europeo en la historia después de serbio Dussan Draskovic, quien dirigió a esta selección desde 1988 hasta 1993.

La gran pregunta con este volantazo que quiere dar Ecuador es ¿cuánto cambio quiere hacer Klinsmann? ¿Querrá traer a todos los suyos? ¿Quién le ayudará a conocer a su nuevo medio?

Lo que sí va a tener el técnico es una base joven con el cual trabajar. Puede empezar de cero. Este sí sería su equipo ya que se prometió un recambio total para evitar resultados del pasado que se repitan por causa de comportamientos que estaban en detrimento al grupo.

La gran interrogante será el tiempo. ¿Le darán el tiempo suficiente para que su proyecto tome vuelo? Lo pregunto porque con el resultadismo crónico y pandémicio del fútbol sudamericano y con un par de mal resultados, el pánico siempre cunde.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil