Los porteros dejan el Clásico uruguayo en tablas

El partido tuvo muchas oportunidades y un expulsado por cada equipo

Nacional le saca 8 puntos a Peñarol en la tabla acumulada

Thiago Vecino de Nacional y Fabricio Formigliano de Peñarol disputan el balón
Thiago Vecino (i) del Nacional y Fabricio Formigliano del Peñarol (d) disputan el balón. | EFE

EFE / Montevideo

Con una destacada actuación de los porteros Kevin Dawson y Sergio Rochet, el Clásico entre el Peñarol y el Nacional, disputado este miércoles por la cuarta jornada del Torneo Clausura local, finalizó con un empate sin goles.

En el mano a mano, en los disparos lejanos y en los centros al área, ambos futbolistas se hicieron infranqueables y fueron una de las explicaciones para que no hubiera festejos a lo largo de los 90 minutos.

No obstante, en la primera parte y durante los 20 iniciales, ambos guardametas fueron meros espectadores, que observaron desde lejos cómo el balón se disputaba en el centro del campo con muchos errores.

Más tarde, la considerable mejora en la actuación de los centrocampistas, principalmente Walter Gargano y Gabriel Neves, comenzó a llevar peligro a Dawson y Rochet.

Tras un disparo lejano de cada equipo y un cabezazo desviado del argentino Gonzalo Bergessio, Brian Ocampo tuvo la primera clara en un mano a mano que perdió ante el portero del Peñarol.

Esa fue la mejor jugada del Nacional, que se mostró muy firme atrás, sólido en el medio y veloz en el ataque, aunque le costó habilitar a su número 9.

El Peñarol, por su parte, generó dos opciones de gol muy claras, una por medio de Jesús Trindade y otra mediante David Terans, quien lo intentó en varias oportunidades con disparos lejanos.

Junto a él, el joven Facundo Torres se mostró muy activo en el ataque, aunque fue bien controlado por la zaga tricolor.

En la segunda parte, la lluvia intensa que cayó sobre la capital del país invitó aún más a rematar desde lejos, sin embargo no fueron muchos los que optaron por esa vía para llegar al gol.

Sobre el minuto 60, una buena jugada armada entre Ocampo y Pablo García pudo ser gol de este último, pero otra buena respuesta de Dawson lo evitó.

Instantes después, fue Rochet el que ahogó el grito rival con un vuelo espectacular que le permitió bloquear un potente tiro de Terans.

Ya cerca del final, ambos equipos bajaron las revoluciones y el empate sin tantos comenzó a verse como una posibilidad muy firme. Sin embargo, el Clásico regaló emociones hasta que el árbitro dio por finalizado el encuentro.

Algunos disparos desviados, centros al área bien resueltos por las defensas y una expulsión en cada equipo fueron las últimas acciones de un Clásico que repartió puntos y que le permitió al Nacional mantener los ocho de ventaja que le lleva a su tradicional adversario en la Tabla Anual acumulada.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil