El mosaico de la discordia

La Fiscalía de Sao Paulo intentó, sin éxito, prohibir un mosaico del Corinthians en que provocaba al Palmeiras

La composición, que ocupaba toda una gradería, hacia referencia a la derrota del Verdao en el Mundial de Clubes

El mosaico del Timao que la Fiscalía de Sao Paulo quiso censurar
El mosaico del Timao que la Fiscalía de Sao Paulo quiso censurar | Fernando Lago

Que el Palmeiras es el único de los grandes paulistas sin haber ganado un Mundial de Clubes es, quizás, el meme más explotado del fútbol brasileño. Y el Corinthians, que tiene dos cetros, aprovechó el derbi contra el conjunto albiverde, en la segunda jornada del Campeonato Paulista para plasmarlo en un mosaico en que fueron utilizadas 14.000 bolsas de plástico. El encuentro, donde el Timao tenía 8 bajas por Covid-19, terminó 2-2.

"Mundial 2000 -2012. Nunca serão" podía leerse en una gigantescas letras en la grada este de la Neo Química Arena. La frase hacía referencia al bicampeonato mundial del Timao y el "nunca lo serán" era una alusión a las derrotas palmeirenses en la Copa Intercontinental 1999 y en el reciente Mundial de Clubes, en Catar, donde el conjunto paulista acabó en una decepcionante cuarta posición.

Lo sorprendente de la historia es que la Fiscalía del Estado de Sao Paulo consideró que el mosaico, organizado por el Timao y por las Gavioes da Fiel, la principal torcida organizada del club, era ofensivo y pidió su retirada. Antes del inicio del partido, agentes de la Policía Militar se presentaron en el estadio, que fue sede del Mundial 2014, para orientar al club la retirada inmediata la composición.

El Corinthians, e integrantes de su torcida organizada, se mostraron irreductibles y desconsideraron la orientación policial, defendiendo la idea que no había ningún tipo de delito en el mensaje y que era físicamente imposible desmontarlo antes del inicio del derbi paulista.

Y así. fue El Corinthians - Palmeiras, disputado bajo un aguacero y con arbitraje por primera vez de tres mujeres, tuvo el mosaico en la gradería que enfoca frontalmente la transmisión televisiva.

"Lo que está sucediendo no tiene ningún sentido, no participamos de ninguna acción violenta, solo montamos un mosaico, que es algo normal en los partidos de fútbol, y con una frase en que no hay ningún incentivo a la violencia", se quejó las Gavioes da Fiel en un comunicado en que se queja que "ya no podemos frecuentar los estadios debido a la pandemia, ya enfrentamos varias prohibiciones que restringen el uso de materiales que siempre alegraron las gradas y ahora, por último, nos prohíben un simple mosaico".

La decisión de la Fiscalía paulista ha causado estupor en el país. Desde diferentes medios de comunicación, se cuestiona que un órgano público se haya posicionado por un mosaico en un estadio de fútbol a puerta cerrada, en un momento en que el país pasa el peor momento de la pandemia de Covid-19, con un gobierno negacionista y de posturas genocidas encabezado por Jair Bolsonaro.

El martes, mientras la Fiscalía determinaba qué hacer con el mosaico, Brasil tuvo sus peores registros hasta ahora con 1641 óbitos y 59.925 contagios en 24 horas, elevando el registro de fallecidos a 257.361 y el de infectados a 10.646.926.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil