Leo Ponzio hace vibrar al público de River Plate en su despedida del fútbol

Leo Ponzio hace vibrar al público de River Plate en su despedida del fútbol

Despedida de Leonardo Ponzio en el Monumental de Buenos Aires
| Juan Ignacio Roncoroni

El 'Capitán Eterno' dice adiós ante más de 40.000 personas en un encuentro homenaje

El jugador más laureado de la historia del 'Millonario', con 14 títulos, jugó con numerosas leyendas de la franja roja

Leonardo Ponzio vivió su gran noche despedida del fútbol en su partido homenaje disputado este miércoles ante más de 40 mil personas en el Estadio Monumental del barrio porteño de Núñez, en un encuentro que reunió a leyendas y amigos del "Capitán Eterno", como se lo denominó en este día especial para el emblema Millonario.

El jugador surgido en Newell’s Old Boys y que disputó ocho temporadas en el Real Zaragoza fue el gran protagonista de una noche que comenzó con un impresionante show de luces y pirotecnia que sirvió para levantar el telón de una jornada muy emocionante y el ingreso estelar de Ponzio al Monumental. "Ustedes me hicieron así, muchas gracias. Ustedes me dieron el valor humano. Nunca soñé esto. Yo soy adoptado en esta casa y no sé cómo explicar lo que siento. Creo que esto superó todas mis expectativas", fueron de las pocas palabras que pudo esbozar Ponzio antes del puntapié inicial con una voz entrecortada por la emoción.

El jugador más laureado en la historia de River con 14 títulos recibió antes del encuentro una plaqueta por parte del actual presidente Millonario, Jorge Brito y su predecesor Rodolfo D’Onofrio. El 'León' jugó 358 partidos y anotó 10 goles en las dos temporadas que jugó entre 2007-2009 y luego desde su regreso en 2012 para jugar en el ascenso la segunda parte del Nacional B hasta su retiro.

Ponzio inició su carrera en Newell´s en 2000, fue campeón con el Sub'20 de Argentina en 2001 y jugó cerca de 250 partidos en Zaragoza en 10 temporadas, aunque su carrera estará siempre ligada a River y por eso su merecida fiesta de despedida.

Tras los rituales fue el turno de la pelota, que fue acariciada por última vez como jugador por Leonardo Ponzio, cuyo último partido oficial fue el 18 de diciembre de 2021 frente a Colón de Santa Fe por el Trofeo de Campeones, cuando el Millonario se impuso por 4-0 y el 'Capitán Eterno' había ingresado por Enzo Fernández para sumar su última medalla.

Los uruguayos Enzo Francescoli y Sebastian Abreu, Maximiliano Rodríguez, Leonardo Astrada, Andrés D’Alessandro, Fernando Cavenaghi, Ariel Ortega, Marcelo Gallardo, el colombiano Juan Fernando Quintero, Ignacio ‘Nacho’ Fernández, Enzo Pérez, Lucas Pratto, Alejandro Domínguez, Ignacio Scocco, Javier Pinola, los hermanos Diego y Gabriel Milito, Fernando Belluschi fueron algunos de los protagonistas del primer tiempo, que terminó 6-5 en favor del equipo de la camiseta tradicional. En el conjunto de camiseta roja uno de los goles fueron obra de penalti del propio Leo Ponzio, que fue homenajeado en el minuto 23 con una ovación y con carteles en el estadio que decían “Leo Ponzio, el más campeón”, “Capitán Eterno” y “23″, y un cántico que rezaba “que de la mano, de Leo Ponzio, todos la vuelta vamos a dar”.

En el segundo tiempo hubo un momento emotivo cuando Augusto Batalla dejó la portería y le cedió su lugar a Enzo Pérez, rememorando aquella recordada noche cuando el mediocampista en aquel 19 de mayo de 2021 ocupó la puerta ‘millonaria’ en la Copa Libertadores ante Independiente Santa Fe. Justamente fue el gran protagonista de la noche, Leo Ponzio, que se dio el gusto de pararle un penalti al propio Enzo Pérez hasta que en el minuto 23 la hija del homenajeado, Paula entró al campo para abrazar a su papá y en el emblemático minuto se determinó por el silbato del árbitro Pablo Lunatti el final de una noche muy especial que terminó con una canción entonada por Soledad Pastorutti. “Más que soñado lo de hoy. Ojalá que me vuelva a pasar porque esto es inexplicable. Gracias a todos. Ahora estoy en deuda con todos ustedes por todo el cariño que recibí hoy porque es grandísimo. Gracias por hacerme vivir una noche mágica y única”, fueron las palabras de despedida de Ponzio en un abrazo emotivo con su hija.