El Juventude encaja una derrota y deja al Gremio en la cuerda floja del descenso

El Gremio tendría que imponerse el jueves al Atlético Mineiro, el club ganador del campeonato

El Sao Paulo, gracias a su victoria por 3-1 frente al Juventude, evita los puestos de descenso

El Atlético Mineiro, con la copa de campeones.
El Atlético Mineiro, con la copa de campeones. | sport

EFE

El Juventude cayó por 3-1 en su visita al Sao Paulo este lunes por la penúltima jornada del Campeonato Brasileño, resultado que mantuvo vivas las esperanzas del Gremio de permanecer en la primera división, dependiendo prácticamente de un milagro en la última jornada, el próximo jueves.

Para no ser descendido a la segunda división, el Gremio, uno de los clubes más tradicionales de Brasil y tres veces campeón de la Copa Libertadores, tiene que imponerse el jueves al Atlético Mineiro, que la semana pasada conquistó el título del Campeonato Brasileño con dos jornadas de anticipación, y "rezar" por las derrotas tanto del Bahía como del Juventude.

El Gremio, con 40 puntos, ocupa actualmente la antepenúltima posición en la clasificación de la Liga, es decir que está entre los cuatro últimos, que son castigados con la pérdida de la categoría, y tiene la posibilidad de alcanzar al Bahía y al Juventude, que lo preceden en la tabla con 43 puntos cada uno.

En caso de que consiga vencer al líder en casa y de las derrotas de sus dos adversarios, Gremio los igualará en número de puntos, pero contará con la ventaja de tener un mayor número de victorias, que es el primer criterio de clasificación.

Mientras que el Bahía tendrá que hacer una difícil visita al Fortaleza en la última jornada, el Juventude recibirá al Corinthians, cuarto en la clasificación y que ya no se juega nada debido a que ya tiene garantizado cupo en la Copa Libertadores.

La única ventaja del Gremio es que el Atlético Mineiro reservará a varios de sus titulares para el domingo, en que se medirá al Athletico Paranaense en el partido de ida por la final de la Copa do Brasil, título que aspira a conquistar para poder ostentar la doble corona brasileña este año.

Mientras que el conjunto tricolor de Porto Alegre alineará a todos sus titulares por tratarse de un partido de vida o muerte, el Mineiro usará suplentes en un partido en el que ya no tiene interés.

Pero un revés frente al nuevo campeón brasileño o un empate o una victoria del Bahía o del Juventude castigarán al Gremio con el tercer descenso a la segunda división en su historia, tras haber perdido la categoría en 1991 y 2004.

El Gremio aún sobrevive matemáticamente pese a que el domingo, en su partido por la penúltima jornada, cedió un empate por 1-1 en su visita al Corinthians tras haber abierto el marcador y haberse mantenido en ventaja la mayor parte del partido.

Podía haber caído a la segunda división este mismo lunes en caso de que Juventude y Cuiabá ganaran sus compromisos. Pero mientras que el Cuiabá se impuso por 1-0 al Fortaleza y escapó del descenso, el Juventude no consiguió conseguir la victoria.

El Sao Paulo, con dos goles de un destacado Luciano y otro del argentino Jonathan Calleri, se impuso por 3-1 al Juventude y salvó al Gremio.

La victoria permitió al Sao Paulo ascender hasta el duodécimo lugar en la clasificación, con 48 puntos; confirmar su permanencia en la primera división sin depender de ningún resultado en la última jornada y garantizar un cupo en la Copa Sudamericana el próximo año.

El Juventude sólo consiguió descontar al final del segundo tiempo por medio de Sorriso.

En otro partido de la penúltima jornada, el Athletico Paranaense cedió un empate 0-0 ante el Palmeiras, que ya tiene garantizado el tercer lugar en la clasificación, sin posibilidades de alcanzar ni al campeón Mineiro ni al Flamengo, y viene jugando con sus suplentes desde hace una semana, cuando conquistó su segundo título de la Copa Libertadores.

El Paranaense, que el mes pasado conquistó el título de la Copa Sudamericana, usó sus titulares pese a que el domingo disputa el primer partido de la final de la Copa do Brasil debido a que necesitaba al menos un empate para garantizar su permanencia en la primera división.

Y el empate le permitió llegar a los 46 puntos y quedar fuera del alcance de los que aún están amenazados con el descenso.

También en partido por la penúltima jornada, el Santos sorprendió al Flamengo en pleno estadio Maracaná al que venció por 0-1, con gol de Marcos Leonardo, y, con 49 puntos, también quedó lejos del alcance de los clubes que aún luchan por no caer a la segunda.

El resultado supone otro revés para el Flamengo, campeón brasileño en 2019 y 2020 y el club con el elenco más valioso de Brasil, que el mes pasado cayó ante el Palmeiras en la disputa por el título de la Libertadores y este lunes fue abucheado por los 42.000 hinchas que acudieron al Maracaná.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil