El Gremio destituye a Renato Portaluppi

El KO precoz en la Libertadores del Tricolor gaucho precipita el adiós del técnico más longevo en el fútbol brasileño

Portaluppi dirigía al Gremio desde septiembre de 2016 y conquistó siete títulos, entre ellos la Libertadores 2017

Renato Portaluppi, un técnico carismático que ha dejado huella en el Gremio
Renato Portaluppi, un técnico carismático que ha dejado huella en el Gremio | AFP

Se acabó la era de Renato Portaluppi en el Gremio. El técnico que más tiempo llevaba en un mismo banquillo en el convulso fútbol brasileño ha sido destituido tras la inesperada eliminación de los gauchos en la fase previa de la Copa Libertadores de América, a manos del solvente Independiente del Valle.

Y con su destitución, Portaluppi cierra una etapa victoriosa, que empezó en septiembre de 2016, y que llevó al Gremio a la cima continental, cuando conquistó la Copa Libertadores 2017 y la Recopa Sudamericana 2018. En su tercera etapa en el banquillo tricolor, el carismático técnico también ganó una Copa do Brasil (2016) y se convirtió en un azote para su archirrival, el Internacional, ya que conquistó tres Campeonatos Gauchos consecutivos (2018, 2019 y 2020), además de la Recopa Gaucha (2019).

Sus éxitos acabaron plasmados en una estatua que hoy hay en la inmediaciones del moderno Arena Gremio. Portaluppi, que tuvo una etapa triunfal como jugador, es uno de los personajes más trascendentes de la historia del club de Porto Alegre. Ya era el entrenador que más partidos había dirigido en el Gremio.

En estos últimos años, el técnico también se destacó por revelar jugadores, que han sido vendidos al fútbol europeo. Es el caso del exblaugrana Arthur Melo, contratado en su día por el Barcelona por 32 millones de euros, el de Everton Cebolinha, vendido el año pasado al Benfica por 20 millones de euros, y más recientemente el del extremo Pepe, que en verano se incorporará al Oporto, tras haber pagado 15 millones de euros.

La relación de Portaluppi con el club venía desgastada los últimos meses, después de una última temporada decepcionante, en la que el Gremio fue eliminado por el Santos, en cuartos de final de la Libertadores, y perdió la final de la Copa do Brasil contra el Palmeiras. Las sensaciones transmitidas eran de fin de ciclo.

El técnico había reclamado en público el fichaje de futbolistas de calado para dar un salto de calidad en este 2021. El KO ante el Independiente del Valle, que envía al Gremio a la Sudamericana, acabó con la paciencia de los dirigentes tricolores.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil