El drama del Santos FC

Situado en zona de descenso, el Peixe corre el riesgo de perder la categoría por primera vez en su historia

El Santos va de mal en peor: con Fabio Carille en el banquillo solo ha ganado uno de los últimos nueve encuentros

El Santos está en una situación desesperada y puede irse a la Serie B
El Santos está en una situación desesperada y puede irse a la Serie B | Ivan Storti/Santos FC

El día en el que Pelé cumplió 81 años, su Santos entró en la zona de descenso del Brasileirao, tras una durísima derrota en la Vila Belmiro ante el América, de Belo Horizonte, (0-2). Y todas las alarmas se encendieron en el club paulista, ya que hay el peligro real de perder la categoría por primera vez en su historia.

El Santos vive oficialmente en crisis. Las últimas horas se han sucedido las reuniones a todos los niveles para intentar encontrar una solución al palpable bajón de un equipo, que está cayendo en barrena. La llegada del ex del Corinthians, Fabio Carille, al banquillo santista es un absoluto desastre: en los nueve partidos que ha dirigido únicamente ha obtenido una victoria, por cuatro empates y cuatro derrotas. Y de la decimotercera posición ha pasado a la decimoséptima.

El Peixe transmite una sensación de vulnerabilidad absoluta. Por mucho que cuenta con un técnico que hace de la defensa su mejor argumento, encaja en casi todos los encuentros. Y arriba no se encuentra la tecla (tres goles en nueve partidos). Se echan de menos los goles de Marinho, que acumula diez jornadas en blanco.

La involución es más que preocupante. En nueve meses, el Sanos ha pasado de disputar la final de la Copa Libertadores a intentar salvar los muebles como sea, abrazados al más estricto resultadismo y, por el medio, han pasado hasta cuatro entrenadores.

Cuca, que se marchó cuando terminó la temporada 2021 y ahora aspira al doblete con el At. Mineiro. Empezó la campaña el argentino Ariel Holan, que vino consciente que tenía que apostar por la cantera en una etapa de vacas flacas. Después pasó Fernando Díniz, uno de los técnicos que mejor trata el balón que tuvo un paso fugaz y que está en el Vasco da Gama en la Serie B. Y, por último, a la desesperada, fue por un técnico con unos conceptos antagónicos, como los que predica Carille.

Todos los esfuerzos se han centrado en el partido atrasado de este miércoles en la Vila Belmiro ante un Fluminense que viene lanzado tras haber ganado el derbi contra el Flamengo (3-1). El Peixe solo depende de sus propios resultados para salvarse y este es un argumento que va repitiéndose como un mantra. Quedan once partidos, que serán once finales.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil