El Palmeiras golpea primero y acaricia la Recopa Sudamericana

El Verdao rentabiliza la calidad individual para doblegar al Defensa y Justicia (1-2) en un partido de ida igualado

Los argentinos, que protestaron un gol anulado por fuera de juego, jugaron de tú a tú al campeón de la Libertadores

Rony, otra vez decisivo, marcó el primer gol del Palmeiras
Rony, otra vez decisivo, marcó el primer gol del Palmeiras | AFP

El Palmeiras tiró de galones para imponerse en la final ida de la Recopa Sudamericana ante un Defensa y Justicia más rodado, que no le alcanzó con su imagen más valiente.

DyJ

1-2

PAL

Defensa y Justicia

Unsain; Rodríguez, Frías, Meza, Benítez; Pizzini (Martínez, 67'), Fernández, Loaiza (Escalante, 77'), Rotondi (Isnaldo, 76'); Bou y Romero.

Palmeiras

Weverton; Marcos Rocha, Luan, Gustavo Gómez, Viña; Felipe Melo (Patrick de Paula, 60'), Zé Rafael (Danilo, 62'), Raphael Veiga (Gustavo Scarpa, 58’); Rony, Breno Lopes, (Mayke, 79'), Willian (Lucas Esteve, 58’).

Goles

0-1 Rony (16'); 1-1, Romero (58'); 1-2; Gustavo Scarpa (75')

Árbitro

Andrés Rojas (Colombia). T.A. Benítez (35'), Meza (54'), el técnico Beccacece (82'), el suplente Frías (90') / Luan (31'), el suplente Lucas Lima (35'), Patrick de Paula (78'), Viña (83'), Scarpa (87')

Incidencias

Partido disputado a puerta cerrada en el estadio Norberto Tito Tomaghello. en Gobernador Costa (Argentina).

Ganó el campeón de la Libertadores (1-2), que encarrila, de esta manera, el primer título de la temporada. La victoria, sin embargo, no estuvo exenta de polémica ya que el conjunto local no entendió por qué le anularon un gol por fuera de juego a ocho minutos del final.

El Defe salió apabullando: encerró a un Palmeiras dubitativo y dominó los primeros minutos con autoridad, imprimiendo un juego rápido, técnico y vistoso. Y el gol local estuvo a punto de llegar, en el minuto 3, con un certero lanzamiento de Braian Romero, que obligó a Weverton, el mejor portero brasileño de la actualidad, a hacer un paradón.

El susto despertó al conjunto paulista que entendió el recado: o se ponía las pilas con celeridad o la noche podía transformarse en pesadilla. Beccacece, fiel a su estilo propositivo, había planteado un partido netamente ofensivo basado en el buen trato del balón.

El Palmeiras, que mejoró la presión defensiva, reencontró su identidad a partir de la generosidad en la contención. Viña recuperó un balón en la intermediaria y lanzó un contragolpe asistiendo a Willian, que conectó con Rony. Y el jugador más determinante de la última Libertadores controló diligentemente y finalizó por arriba. Una vez más, el extremo marcaba las diferencias en una jugada de tiralíneas con velocidad.

Los brasileños sacaron petróleo en la primera oportunidad clara que tuvieron, reforzando el libreto pragmático del portugués Abel Ferreira. Los argentinos, claro, sintieron el golpe. Habían puesto el fútbol, pero la calidad individual palmeirense había hablado más alto.

Los roles estaban bien definidos y el partido se acomodó, con un Verdao seguro atrás y un Defensa que siguió proponiendo, pero que cada vez con más dificultades para llegar arriba.

Definió la calidad de Scarpa

El Defensa se reafirmó en sus principios y encaró el segundo tiempo con ánimos renovados. Su insistencia obtuvo el premio. En una jugada muy bien elaborada en que Walter Bou, habilitó a Braian Romero para que empatese.

Abel Ferreira tuvo que intervenir para cambiar la dinámica del encuentro. Y con cuatro hombres de refresco intentó recuperar la medular. No lo consiguió. El gol, sin embargo, de la victoria llegó a balón parado, en una falta bien ejecutada por Scarpa, en que el portero Unsain podría haber hecho algo más.

En los últimos minutos, al Palmeiras le tocó sufrir. El Defe llegó a empatar con Bou (min. 82) en una jugada, como mínimo polémica, anulada por un fuera de juego. Apretaron los locales hasta el final.

En un contragolpe con tres pases y en un libre directo el Palmeiras selló un triunfo muy trabajado. El miércoles hay la vuelta en el Estadio Nacional, de Brasilia. El campeón de la Sudamericana tendrá que tirar de épica. Sin embargo, hay algo a su favor: como no hay valor doble de los goles en campo contrario, le vale una victoria simple para ir a los penaltis.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil