Boca: de los tiempos de gloria, al sufrimiento total

Boca: de los tiempos de gloria, al sufrimiento total

Los futbolistas de Boca Juniors celebran uno de los goles.
Los futbolistas de Boca Juniors celebran uno de los goles. | Twitter Boca Juniors

El equipo xeneize ni siquiera tiene asegurada todavía su presencia en la próxima Copa Libertadores

Boca Juniors atraviesa una temporada irregular: quedó lejos en la tabla del campeón River Plate y sufrirá hasta lo último para lograr la clasificación a la Copa

La victoria de Talleres ante Godoy Cruz por 1 - 0 le permite al equipo xeneize aspirar a la clasificación a la Copa. Necesita sumar al menos tres puntos. Ante la 'T' jugará la final de la Copa Argentina. Si gana, accederá de forma directa al torneo continental.

Boca Juniors tiene un objetivo de acá a fin de año: clasificar a la Copa Libertadores, además de ganar la final de la Copa Argentina el próximo miércoles en Santiago del Estero ante Talleres. Y fue justo la 'T', el rival que deberá derrotar en esa final, quien lo acercó a la posibilidad de clasificar a la máxima competición de clubes del continente. La victoria del equipo cordobés ante Godoy Cruz le permite soñar con la clasificación ya que necesitaría sumar tres puntos cuando quedan dos partidos por disputarse, ya que se ubica sexto en la tabla de posiciones con 59 puntos.

A la Copa Libertadores acceden seis equipos argentinos. El campeón de la Liga Profesional (River), el campeón de la Copa de la Liga (Colón), el campeón de la Copa Argentina (Boca o Talleres) y los tres mejores posicionados (Vélez está clasificado) en la tabla anual.

En este contexto, la 'T' se aseguró al menos un lugar en el Repechaje si no gana la Copa Argentina. Aunque si el Xeneize gana la Copa, accede de forma directa. Boca Juniors atraviesa una temporada irregular. Quedó lejos en la tabla del campeón River Plate y sufrirá hasta lo último para lograr la clasificación a la Copa. La campaña estuvo marcada también por el cambio de entrenador, fue despedido Miguel Ángel Russo y en su lugar asumió el entrenador del equipo B, Seba Battaglia, un ídolo de la institución ya que como futbolista fue el más laureado e la historia.

Sin embargo, los últimos meses se profundizaron las diferencias entre el director técnico y el vicepresidente Juan Román Riquelme. Y el último fin de semana se dio a conocer un episodio de indisciplina protagonizado por tres de los futbolistas del plantel: Sebastián Villa, Edwin Cardona y Zambrano, quienes en el momento decisivo de la temporada llegaron a la concentración en la previa del partido con Newells alcoholizados.

Temas