El truco definitivo para que tus calamares tengan el mejor rebozado

El truco definitivo para que tus calamares tengan el mejor rebozado

El truco definitivo para que tus calamares tengan el mejor rebozado
El truco definitivo para que tus calamares tengan el mejor rebozado | Google

El rebozado es el factor fundamental para que degustes unos calamares a la romana de calidad

Lo primero es "montar bien los huevos"

¿A quién no le gustan unos buenos calamares fritos? En plato, en bocadillo o como complemento de un plato más contundente, este pescado es muy versátil a la hora de cocinar, pero freírlo es su preparación más habitual. Ahora bien, ¿cómo podemos conseguir el mejor rebozado posible? ¿Cuál es el truco que Karlos Arguiñano sigue para que la harina esté crujiente y sabrosa?

El presentador del programa de cocina más visto de la televisión explica que "se puede rebozar de muchas maneras los calamares a la romana. Se puede hacer solo con harina y sal. Con harina y levadura. Con cerveza, con cava... Con un montón de cosas". Pero él lo suele hacer con "dos huevos bien montados, a los que les añadiremos la harina, la levadura y el agua con gas".

El primer paso es montar bien los huevos, gastando 3 o 4 minutos de nuestro tiempo. En ese momento, se añade la levadura a la harina, se mezclan ambos ingredientes en un cuenco y se mezclan con los huevos montados: es importantísimo no dejar de batir los huevos mientras se echa la harina y la levadura, o el frito no saldrá como deseas. Se incluye el agua con gas sin dejar de batir la mezcla del cuenco, y ya tenemos la masa del rebozado.

Esta mezcla se aparta unos minutos para que repose, se cogen los calamares, se mojan bien en la mezcla anterior y se fríen en una sartén con aceite limpio y caliente.

Temas