La receta para lograr que la bechamel te quede sin grumos

Aunque su elaboración parezca a priori muy sencilla, hacer una buena bechamel que quede sin grumos no es tarea fácil

Hay que tiene la técnica perfeccionada y consigue siempre que le quede perfecta

Una deliciosa bechamel.
| ShutterStock

Redacción

Una deliciosa bechamel mejora cualquier receta. Hay que tiene la técnica perfeccionada y consigue siempre que le quede perfecta, pero no todo el mundo logra prepararla sin grumos.

La bechamel se usa para hacer lasaña, canelones, mejillones rellenos, musaka, pechugas a la Villaroy o unas clásicas croquetas y siguiendo unos simples consejos podemos hacerla como un auténtico profesional de la cocina.

Cómo hacer bechamel sin grumos

Ingredientes: Medio litro de leche, 40 gramos de mantequilla, 40 gramos de harina, un clavo, media cebolla, una hoja de laurel, sal, nuez moscada y pimienta (blanca o negra).

Así se prepara:

  1. Vertemos la leche en una olla, con una hoja de laurel, la media cebolla y el clavo para aromatizar, y ponemos a hervir.
  2. Cuando hierva la leche la retiramos del fuego y la dejamos reposar durante unos 10 minutos para que los sabores se mezclen bien.
  3. En otra cazuela añadimos la mantequilla a fuego medio y esperamos a que se derrita, removiendo con una varilla. Una vez derretida agregamos la harina y mezclamos todo bien hasta que quede como una especie de masa. Seguimos mezclando durante unos dos o tres minutos para que la harina se cueza bien.
  4. Apartamos del fuego y añadimos la leche pasándola por un colador, quitando el laurel, la cebolla y el clavo. Mezclamos todo y lo ponemos de nuevo al fuego, a media temperatura, sin parar de remover durante tres minutos.
  5. Por último, añadimos sal, nuez moscada y pimienta al gusto.
  6. Si nos gusta la bechamel más espesa, solo tenemos que dejarla cocer durante unos minutos más sin parar de remover.
cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil