¿Qué es el FOMO y cómo puedo combatirlo? La ansiedad por las redes sociales

Cada vez hay más indicios de que las redes sociales provocan adicción y que muchas personas sufren las consecuencias en su estado de salud

El FOMO proviene del acrónimo en inglés de 'fear of missing out', es decir, el miedo a perderse algo

La adicción a las redes sociales tiene muchos puntos en común con la ludopatía.

La adicción a las redes sociales tiene muchos puntos en común con la ludopatía.

SPORT.es

Cada vez hay más indicios de que las redes sociales provocan adicción y que muchas personas sufren las consecuencias en su estado de salud. El FOMO proviene del acrónimo en inglés de 'fear of missing out', es decir, el miedo a perderse algo. Habitualmente, este miedo procede del temor de perderse un evento social importante y quedarse excluido.

El FOMO aumenta la ansiedad y la depresión, y tiene efectos negativos en la salud mental. La autora sobre el estudio del vínculo entre el FOMO y las redes sociales, Patrycja Uram, explicó a CNN en Español que este fenómeno podría definirse como "un miedo omnipresente a que los demás puedan tener experiencias más satisfactorias que las nuestras".

Además, la experta añade que esta afección "se asocia a un fuerte deseo de estar al día de lo que hacen los demás, especialmente los amigos". El FOMO es de origen anterior a las redes sociales, pero ha aumentado con la existencia de las mismas. De hecho, es una de las principales características dentro de la adicción a este tipo de plataformas.

No obstante, muchas veces el origen de esta adicción es precisamente la carencia de conexiones sociales. "Al principio de esta cadena se encuentra, por ejemplo, la falta de relaciones sociales satisfactorias con el mundo real, la soledad, la baja autoestima o una menor satisfacción con la vida. Los elementos indicados pueden convertirse, por ejemplo, en motivadores para tomar el teléfono, conectarse a las redes sociales y, a su vez, generar FOMO y otros comportamientos problemáticos".