Cinco maneras de lograr una hipoteca sin tener ahorrado ni un solo euro

Cinco maneras de lograr una hipoteca sin tener ahorrado ni un solo euro

El Banco de España pide diseñar muy bien los beneficios fiscales al alquiler
Fachada del Banco de España, en una fotografía de archivo. EFE/Chema Moya | sport

Conseguir una vivienda puede ser algo muy complicado y más si no tienes ahorros

Hay vías por las que tu banco te concederá un préstamo hipotecario aunque no tengas dinero para afrontar la entrada

Lograr una vivienda puede ser algo muy complicado y más si no tienes ahorros. Eso sí, no es imposible. Hay vías por las que tu banco te concederá un préstamo hipotecario aunque no tengas dinero de sobras para afrontar la entrada.

Te acercamos cinco maneras de lograr este objetivo. Hay que tener en cuenta que no todas son aptas para cualquier perfil económico y que algunas de ellas pueden suponer un alto riesgo en función de nuestros ingresos económicos.

Métodos para lograr una hipoteca sin ahorros

  1. Negociar con un bróker: Una opción es contratar un bróker para conseguir las mejores condiciones de financiación posibles para la compra. Normalmente sus honorarios son entre el 1% y el 5% del importe conseguido. Esta cantidad se abona cuando se firme la hipoteca.
  2. Comprar la vivienda de un banco: Los pisos del banco suelen tener unos precios más bajos y unas mejores condiciones para hacerse con ellos. Esto pasa porque, por lo general, los bancos están interesados en 'deshacerse' de esa propiedad.
  3. Alquiler con opción a compra: Esta alternativa permite ir pagando parte de esa vivienda mientras se vive de alquiler en ella. Hay que tener en cuenta que cuando acabe el arrendamiento habrá que desembolsar una parte del precio total por lo que es mejor ahorrar.
  4. Conseguir una hipoteca casi al 100%: En función de tu perfil se puede puede adquirir una financiación casi completa. Jóvenes, con buen trabajo e ingresos altos así como funcionarios encajan en este supuesto.
  5. Préstamo personal: La última estrategia, muy arriesgada, es pedir un préstamo para acceder a la entrada. Hay que calcular bien si seremos capaces de asumir el préstamo y la hipoteca a la vez, porque de lo contrario lo perderemos todo.

Temas