Acogió a una mujer ucraniana y su matrimonio se rompió a los diez días

Acogió a una mujer ucraniana y su matrimonio se rompió a los diez días

Acogió a una mujer ucraniana y su matrimonio se rompió a los diez días
Acogió a una mujer ucraniana y su matrimonio se rompió a los diez días | sport

Tony Garnett, el británico que se ha hecho mediático por acoger a una refugiada y marcharse con ella

Ha abandonado a sus dos hijas y el hogar familiar, tras enamorarse en tal solo diez días de Sofiia Karkadym

La desgracia que está sufriendo la gente de Ucrania por la guerra es algo por lo que no quisiéramos pasar ninguno de nosotros, pero por lo que sí que hemos pasado la gran mayoría es por rupturas de pareja, aunque seguro que ninguna como la que ha vivido Lorna, la mujer de Tony Garnett a la que el joven ha abandonado por la ucraniana Sofiía Karkadym.

La historia de amor entre Tony Garnett (29) y Sofiía Karkadym (22) empezó cuando el joven británico decidió ayudar a alguien de Ucrania y acogerlo en su domicilio, a pesar del desacuerdo de su mujer Lorna y sus dos hijas.

A través de las redes sociales contactaron con Sofiía Karkadym, una joven de 22 años que viajó desde Leópolis hasta Berlín, donde consiguió entrar a Reino Unido a través de un visado. De este modo llegó hasta los Garnett, y desde un primer momento Lorna empezó a estar celosa de la relación entre la recién llegada y su marido. Tanto fue así, que Lorna decidió echarla de casa a los diez días para salvar su matrimonio, algo que fue justamente lo que lo rompió del todo pues Tony decidió en ese momento irse a vivir con "el amor de su vida" y se buscó un apartamento para marcharse con Sofiía.

En declaraciones a The Sun, Sofiía Karkadym afirmó sobre Tony Garnett que "Me gustó en cuanto le ví". Tony también afirma que tuvo una "conexión" con ella desde el primer día en que la vio.

Lorna, por su parte, ha decidido hablar también con el diario The Sun y romper así su silencio, y explica: "al principio tenía mis dudas sobre acoger a un refugiado en nuestra casa, ¿quién no lo haría?. Estábamos trayendo a un extraño a nuestra casa para que viviera con nosotros", así que decidió "poner un techo sobre la cabeza de alguien y ayudarlo en lo que necesitara", y añadió que "así me lo pagó Sofiía". Ella cree que Sofiía ya tenía estas intenciones tan pronto como vio a su marido.

A pesar de su mala experiencia, Lorna se muestra ahora favorable a ayudar a los refugiados ucranianos: "nunca desanimaría a nadie a aceptar refugiados. Esto es una crisis y la gente como yo querrá tener el corazón para ayudar a los necesitados"

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil