Sport.es Menú

'Sascha' Zverev deja a Federer sin final

El alemán se impuso al suizo por 7-5 y 7-6 en un emocionante partido

Federer no podrá alzar su séptimo título en la Copa de Maestros

Alexander Zverev celebra su pase a la final
Alexander Zverev celebra su pase a la final | EFE

Alexander Zverev confirmó en el O2 Arena de Londres, en el distrito de Canary Wharf a orillas del Támesis, que viene pisando fuerte, dando la razón a aquellos que le sitúan como líder de la denominada 'Next Gen' del tenis mundial. A sus 21 primaveras, 'Sascha' derrotó en semifinales a Roger Federer por 7-5 y 7-6 (5), alcanzando así la final de las Nitto ATP Finals en Londres.

sport.es

El helvético no podrá poner la guinda a un excelente 2018 con el título número 100 de su carrera después de ceder ante el de Hamburgo. Zverev ya se midió el año pasado al de Basilea en el mismo escenario. Entonces el joven alemán no pudo más que arañarle un set. Ayer la afrenta fue completa sobre una pista que conoce a la perfección el suizo y donde el público le ha visto alzar la copa en seis ocasiones. 

Federer les dio lo que buscaban, virtuosismo en la red, con dejadas y voleas, especialmente en el sexto y séptimo juego del primer parcial, y aceleraciones que dejaban 'grogui' al germano, pero solo por momentos.

El jugador de Hamburgo fue capaz de aguantar todo esto resignado, amarrándose a su saque como respuesta, y cabilando cuando podía ser él el que marcase la diferencia. Y fue en el duodécimo juego cuando Federer dejó escapar la primera oportunidad de rotura (0-40), que 'Sascha' aprovechó para culminar su contragolpe.

La pérdida de ese set espoleó a Federer, que no quería llegar al tercero sin fuerzas y aparecieron las prisas del suizo. Su gesto empezó a torcerse, con esa mirada típica en él cuando no le van bien las cosas en la pista, pero logró la rotura en el tercer juego, y el público estalló de gozo.

Poco le duró la alegría porque a continuación, el de Basilea lo perdió sin demasiada oposición por su parte (15-40) y Zverev tomó de nuevo el mando, para arrinconar a Federer, castigándole con largos intercambios y desgastándole.

Llegó el desempate, y Federer tomó la decisión de atacar. Ambos mantuvieron el servicio, pero en el séptimo punto, Zverev pidió que se repitiera porque a uno de los recogepelotas se le escapó una bola.

Esto molestó a Federer, y luego el público se lo recriminó con silbidos al germano. Pero fue una volea de derecha que el suizo estrelló en la cinta (6-4), lo que propició su derrota, culminada después cuando 'Sascha' enganchó una volea de revés a dos manos inalcanzable para Roger.

"Estoy un poco molesto ahora por cómo terminó todo, no quería que terminara así, pero espero tener muchos más partidos buenos aquí", dijo Zverev en pista, aguantando el chaparrón de los aficionados. "Ya le pedí disculpas a Roger en la red, dijo que estaba bien y que está en las reglas", comentó el alemán. "Siento que esto haya pasado, no quería molestar a nadie".

Zverev se enfrentará en la final de este domingo, con el ganador del encuentro entre el serbio Novak Djokovic y el surafricano Kevin Anderson. "Jugué contra Novak hace unos días, y no me fue muy bien", observó. "No espero que pierda, pero tal vez haya una ligera preferencia sobre el rival. Pero es la final y estoy feliz de estar aquí", dijo sobre el último partido.

"Estoy increíblemente orgulloso. Mi equipo y yo hemos estado trabajando muy duro para esto", zanjó el ganador, el más joven semifinalista desde el argentino Juan Martín del Potro (2009), que se ha convertido en el primer germano en alcanzar la final desde Boris Becker, en 1996 en Hannover (perdió con Sampras). Becker había ganado el año anterior, pero en Francfort

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil