César: Goles para recuperar el prestigio perdido

César: Goles para recuperar el prestigio perdido

El popular ‘Pelucas’ escribió una historia de partidos, goles y títulos con la camiseta azulgrana en tiempos heroicos | sport

El popular ‘Pelucas’ escribió una historia de partidos, goles y títulos con la camiseta azulgrana en tiempos heroicos

El leonés firmó en 1939 a cambio de 2.000 pesetas de ficha, 400 de sueldo y los estudios pagados en la Escuela Industrial

El FC Barcelona tuvo muchos problemas para recuperar la normalidad después del conflicto bélico, finalizado en 1939 con la victoria del fascismo. Entre los jugadores exiliados y sancionados, el equipo azulgrana retomó la actividad con elementos cedidos y a prueba. Uno de ellos, un joven leonés de 19 años llamado César.

César, que procedía del Frente de Juventudes de León, llegó a prueba por recomendación del exazulgrana Font y del periodista Francisco Subirán Moneo, que también le hacía de apoderado. El delantero, a cambio de 100 pesetas, fue alineado en el Barça-Alavés del 9 de julio de 1939 en Les Corts (2-4) y gustó por su movilidad, desparpajo y olfato goleador. Marcó el primer tanto azulgrana. Repitió la prueba contra el Espanyol (3-1) el día 11 —volvió a marcar— y contra el Recuperación de Levante (3-2) el 16 —convirtió otro gol—. Ya no había dudas.

El Barça, falto de efectivos, vio en César potencial y pidió a Subirán que lo atara de inmediato. Así, en León, el 20 de julio, el padre de César, Bernardo Rodríguez, Subirán y el futbolista firmaron un contrato privado en favor del FC Barcelona. La duración del mismo fue por una temporada (1939-40) y la gratificación para el jugador se elevó a 2.000 pesetas, estableciéndose su sueldo en 400 más las primas correspondientes por partidos ganados y empatados.

El Barça le pagó los estudios

El Barça, asimismo, se comprometió a sufragar las matrículas y libros necesarios para que el jugador pudiera cursar sus estudios en la Escuela Industrial de Barcelona. En el contrato, además, se abrió la puerta a la continuidad del jugador con “nuevas fichas” y “nuevas gratificaciones” de común acuerdo siempre con el futbolista y teniendo preferencia el Barça sobre cualquier otro club que igualara las condiciones.

César fue cedido al Sabadell y Granada para que se fogueara y llegó al Barça la temporada 1942-43 pletórico. A partir de entonces escribió una historia de partidos, goles y títulos. Integró el Barça de las Cinc Copes y fue entrenador del primer equipo la temporada 1963-64 y 1964-65 (hasta octubre de 1964).