El Molde ya sabe lo que es ganar a un español en Europa League

HISTORIA SPORT

Los sueños de Granada y Molde, que ganó al Sevilla en 2016, se medirán en su debut en unos octavos europeos

El Molde se quedó a un paso de la fase de grupos de Champions y eliminó al Hoffenheim en dieciseisavos

Eirik Ulland Andersen celebra el primero de sus dos goles ante el Hoffenheim.
Eirik Ulland Andersen celebra el primero de sus dos goles ante el Hoffenheim. | EFE

Quique Briz

El Molde será el oponente del Granada en su próximo desafío de la Europa League de octavos de final. Los nazaríes, que debutan esta campaña en Europa, deberán superar a los noruegos, que firman ya su mejor participación en el torneo y están viviendo también una temporada de ensueño.

Este equipo, proveniente de una ciudad de tan solo 25.000 habitantes, es una de las sorpresas de esta edición de la Europa League y era posiblemente el rival más asequible de los que se encontraban en el bombo de octavos de final. Sin embargo, estuvieron muy cerca de clasificar a la fase de grupos de Champions League, eliminando en rondas previas al KuPS finlandés, al Celje esloveno y al Qarabağ azerí, y solo cayendo por los goles fuera de casa en play-off ante el Ferencváros, que posteriormente caería en el grupo del Barcelona.

En fase de grupos, quedó segundo en una liguilla con Arsenal, Rapid de Viena y Dundalk, clasificando por segunda vez en su historia a los dieciseisavos de final de la Europa League. En la anterior ocasión, cayó eliminado frente al Sevilla en la temporada 15/16, consiguiendo ganar su partido en Noruega al equipo hispalense. Por lo tanto, el Molde ya sabe lo que es ganar a un equipo español en Europa. Los otro precedentes del club con equipos españoles se remontan a la temporada 1999/00, cuando jugaron ante Mallorca y Real Madrid en Champions League, y a la 2000-01, cuando fueron eliminados de la UEFA por el Rayo Vallecano.

La eliminatoria frente al Hoffenheim se puso realmente complicada para el conjunto entrenado por Erling Moe. En el partido de ida, en el que ejerció de local en el Estadio de La Céramica por las restricciones pandémicas, se le puso todo en contra enseguida. Los alemanes se pusieron 1-3 rápidamente y no dejaban de asediar la meta del portero Andreas Linde, con un Munas Dabbur insistente que pudo sentenciar con un gol anulado por el VAR y un penalti fallado. Sin, embargo, el Molde se sacó dos goles del bolsillo en la recta final del partido, obras de Ulland Andersen y el recién fichado Fofana, y revivió para la vuelta cuando parecía noqueado.

Una semana más tarde, un doblete de Eirik Ulland Andersen significó para los noruegos el pase a los octavos de final, consiguiendo eliminar a un equipo de la Bundesliga. Aunque empezó muy exigido ante un Hoffenheim que asediaba el área noruega, supo resistir y doblegar a los alemanes. La actuación del extremo noruego fue clave en el pase de los noruegos, así como las actuaciones bajo palos de Linde, que también entró en el equipo de la semana de la Europa League. Tras el segundo gol, la cuenta de Twitter del club estalló de alegría, perdiendo completamente los papeles ante tal gesta.

Aunque el Molde acabó la Liga Noruega el pasado mes de noviembre a veinte puntos del líder Bodø/Glimt, su rendimiento en Europa está siendo inmejorable. El de octavos será su 13º compromiso europeo de la temporada ante el Granada, que también lleva un buen número de partidos disputados en esta Europa League. Los de Diego Martínez no podrán confiarse ante un rival que aunque no compite semanalmente desde noviembre, ha demostrado ser un oponente sólido que solo ha sido derrotado por el Arsenal en la competición.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil