Medio 'adiós' del Granada con la cabeza muy alta

Los nazaríes necesitarán un milagro en Old Trafford tras caer en la Europa League 0-2 en Los Cármenes ante el Manchester United

Rashford, que llegaba al partido tocado, y Bruno Fernandes tras un polémico penalti en el 88' marcaron por los 'Red Devils'

El Granada deberá remontar en Old Trafford: el resumen de la victoria del Manchester United en Los Cármenes | MEDIAPRO

Alba López

Probablemente el Granada esté escribiendo sus últimos renglones en Europa esta temporada, pero que le quiten lo bailado al equipo de Diego Martínez, que no se aculilló en Los Cármenes ante todo un Manchester United y solo un polémico penalti en las postrimerías le impide viajar al 'Teatro de los Sueños' dispuesto a seguir soñando.

FICHA TÉCNICA

Europa League

GRA

0-2

MUN

Granada

Rui Silva; Víctor Díaz, Duarte (Germán, 53'), Vallejo, Neva (Foulquier, 74'); Yangel Herrera, Gonalons (Eteki, 86'), Montoro; Puertas, Soldado (Suárez, 86'), Kenedy (Machís, 74').

Manchester United

De Gea; Wan-Bissaka, Lindelöf, Maguire, Shaw (Telles, 46'); Pogba (Matic, 73'), McTominay; James, Bruno Fernandes, Greenwood (Van de Beek, 85'); Rashford (Cavani, 65').

Goles

0-1 M. 30 Rashford. 0-2 M. 89 Bruno Fernandes, de penalti.

Árbitro

Soares Dias (Portugal). TA: Duarte (51') y Eteki (88') / Pogba (8'), McTominay (39'), Shaw, (43'), Maguire (72') y Matic (84').

Incidencias

Los Cármenes. A puerta cerrada.

Los goles de Rashford y Bruno Fernandes en Los Cármenes (0-2) complican la empresa, pero la imagen que dejan en tierras andaluzas los rojiblancos ante un rival de categoría vale su peso en oro y no lo olvidará la afición, que hoy escoltó al autobús del equipo hasta el estadio con una caravana motera.

La prueba del respeto que se ha ganado el Granada en Europa fue la alineación que sacó Solskjaer en Los Cármenes. No se guardó absolutamente nada. Ni siquiera a De Gea, suplente habitual en la Europa League y que fue de la partida de inicio en tierras nazarís. Arriba, el noruego dispuso de toda su artillería. Incluido Rashford, que llegaba al partido tocado pero forzó para ayudar a su equipo. Y vaya si lo consiguió...

Diego Martínez, por su parte, no arriesgó con los recién recuperados Suárez y Foulquier, pero sí con Carlos Neva ante la escasez de laterales. Y la apuesta funcionó de inicio. Hasta que la falta de ritmo comenzó a pasar factura al portuense, al que se vio con muchísimas ganas aunque sin esa chispita que te da la acumulación de minutos a lo largo de la temporada.

No se le pudo reprochar nada al Granada en la primera parte. Empezó bien y acabó mejor. El problema es que entre medias se dejó comer la tostada en un balón largo de Lindelöf que aprovechó Rashford para ganar la espalda por velocidad a la zaga rojiblanca y batir a Rui Silva en el mano a mano. El control orientado del delantero inglés fue de esos que sientan cátedra.

EL GRANADA, DE MENOS A MÁS

Hasta entonces, el United había sido ligeramente superior. Sin excesivo brillo, pero con el tronío que te otorga tener a dos peloteros como Pogba y Bruno Fernandes de tu lado. Fue marcar, sin embargo, y la película cambió por completo. Comenzó a creer el conjunto de Diego Martínez, lejos de amilanarse con el marcador en contra, y no llegó el empate de milagro en una falta ensayada que acabó con un remate de Herrera al palo. La tuvo Soldado poco después a la salida de un saque de esquina y ya al filo del descanso Kenedy en una volea dificilísima que atajó De Gea. Si tocaba morir, se haría con las botas puestas.  

El golazo de Rashford al Granada: ¡no te pierdas el control del balón! | MEDIAPRO

La lesión de Duarte complicó las cosas tras el asueto. Aunque el guión no se modificó con la entrada de Germán. Por los 'Red Devils' Telles había sustituido a Shaw, que había visto una tarjeta amarilla. Solksjaer no quería dejar nada al azar. Y metió también a Cavani por Rashford, a quien se le empezaba a notar cansado. 

El partido, no obstante, era rojiblanco por aquel entonces. Los arreones en ataque eran constantes y Herrera estaba dando un auténtico recital. El venezolano aparecía por todos lados para facilitar la labor a sus compañeros y todo lo hacía bien. Pero en los últimos metros el equipo nazarí pinchaba en hueso ante la ordenada defensa inglesa, que pierde a Maguire para la vuelta a causa de la cartulina que vio en la segunda parte. Ni la irrupción del revoltoso Machís logró despejar el panorama. Sí lo hizo, pero para el lado mancuniano, el 'manotazo' de Eteki que castigó el colegiado con un penalti ya casi sobre la bocina y pone al United con pie y medio en las semifinales de la Europa League.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil