El United hace los deberes a la espera de la suspensión definitiva

Los de Solskjaer ganaron con solvencia a una de las revelaciones del año y nada hace pensar en una debacle en casa

Todo hace indicar que se suspenderá la competición de cara a la vuelta por el coronavirus

 El Manchester United goleó al Lask en el Linzer Stadion. Mata participó en la goleada del conjunto inglés marcando el tercer tanto | MEDIAPRO

El United está en forma. No pierde un partido desde el 22 de enero y ha tomado una solvencia desde la llegada de Bruno Fernandes que empieza a hacerlo candidato a ganar la Europa League. No iba a ser un partido sencillo visto lo visto hasta ahora por parte del equipo austriaco en lo que va de Europa League. Su estadio, un fortín donde habían ganado los cuatro compromisos y no ante equipos de poco nombre. El United logró acabar con la racha.

Arnau Montserrat

Jugar a puerta cerrada siempre da una sensación de estar más en un entrenamiento que en un partido de competición europea como era el caso. Al United le costó en los primeros compases ante un LASK bien plantado con un doble pivote que guardaba las espaldas a la arriesgada defensa de tres. Los de Solskjaer articulaban su control de partido en la inspiración de Bruno Fernandes. Precisamente el portugués originó medio gol pero Juan Mata no estuvo acertado en el remate en la primera llegada de peligro para los 'Red Devils'.

El español se desenvuelve mejor en zona de creación y la asociación con Bruno puede ser de muchos frutos en el futuro. Los mancunianos asediaban cada vez con más frecuencia la portería del conjunto de Austria y empezaba a sufrir en alto grado con dificultades muy elevadas a la hora de salir con el balón jugado. Vivía tranquilo Romero en portería.

El golpe sobre la mesa lo volvió a protagonizar Ighalo que volvió a silenciar a los críticos que se pusieron las manos a la cabeza con su llegada desde China en el último día de mercado. A pase de Bruno, como no, el nigeriano se inventó un par de toques para comodarse el balón y soltar una volea a la escuadra imparable. El United se quitaba un peso de encima. 

Y además cuando todo carbura las cosas caen por su propio peso. El vendaval de los 'Red Devils' tuvo un segundo premio en una jugada individual de Daniel James que finiquitó el mismo engañando al portero en la definición. Con apenas 21 años, el futuro que augura es para que los aficionados en Manchester se froten las manos.

El 0-2 quedaba corto y así lo hicieron ver Mata, Greenwood y Andreas Pereira con tres goles en los últimos minutos que completaron el gran partido del conjunto de Solskjaer. Los deberes están hechos a la espera de una posible suspensión de la competición que aplazaría el partido de vuelta. De todas maneras, una debacle de tales dimensiones en Old Trafford parece impensable.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil