Sport.es Menú

Jovic deja al Inter fuera de Europa

El Eintracht de Frankfurt se impuso en el Giuseppe Meazza con un solitario tanto del serbio

La ausencia de Icardi continúa siendo una losa demasiado pesada para el Inter de Milán

 Un gol tempranero de Jovic dejó sin opciones al cuadro italiano | MEDIAPRO

Tras el 0-0 de la ida en el Commerzbank-Arena tomó la afición del Eintracht de Frankfurt la ciudad de Milán -15.000 aficionados alemanes se desplazaron hasta allí- para acompañar a su equipo en una noche mágica que se cerró con el pase del bloque teutón a la siguiente ronda de la Europa League, donde ya nadie lo calificará como la perita en dulce del sorteo después de la lección de fútbol que le dio al Inter en Italia de la mano de uno de los arietes más en forma del continente, el serbio Luka Jovic, autor del único tanto del encuentro.

Alba López

FICHA TÉCNICA

Europa League

INT

0-1

EIN

Inter

Handanovic; D'Ambrosio, De Vrij, Skriniar, Soares (Ranocchia, 62'); Cadreva, Vecino, Borja Valero (Esposito, 73'); Politano (Merola, 80'), Baldé, Perisic.

Eintracht Frankfurt

Trapp; Da Costa, Hasebe, Hinteregger, N'Dicka; Gacinovic (de Guzmán, 59'), Rode (Paciencia, 89'), Willems (Stendera, 72'), Kostic; Haller, Jovic.

Gol

0-1 M. 5 Jovic.

Árbitro

Ovidiu Hategan (rumano). TA: D'Ambrosio (20'), Borja Valero (52') y Skriniar (93') / Haller (57'), Rode (63') y Paciencia (92').

Incidencias

Giuseppe Meazza. 65.000 espectadores.

La puesta en escena del Eintracht fue toda una declaración de intenciones. No se habían cumplido los dos primeros minutos de juego cuando el espigado Haller estrelló un balón en la madera. Fue la antesala del primer tanto de las águilas, obra, como no podía ser de otra manera, del infalible Jovic, por cuyos servicios pelean todos los 'grandes' de Europa de un tiempo a esta parte. El ariete serbio se deshizo a la carrera de De Vrij en el cuerpo a cuerpo y con un toque sutil superó por arriba a Handanovic

No había habido noticias del Inter hasta ese momento, y tampoco las habría en los minutos posteriores al jarro de agua fría. Vecino Borja Valero perdían la batalla en la sala de máquinas y sólo Baldé buscaba fortuna a partir de tres cuartos. La velocidad del de Arbucias, sin embargo, no alcanzó a los 'neroazzurri'.

En defensa, además, los jugadores de La Bienamada eran madres, circunstancia que a punto estuvo de reflejarse en el marcador cuando mediado el primer acto Haller mandó el balón a la red pero el colegiado anuló la jugada por posición antirreglamentaria clara del galo. Era el Inter una sombra de sí mismo, viudo del olfato de Icardi y atenazado por un rival que nunca le regaló un metro y empequeñeció la figura del cuarto clasificado del Calcio. ¿Qué has hecho, Wanda Nara?

En pleno naufragio 'neroazzurri' Kostic rozó el segundo del Eintrach. Lo evitó Handanovic con una espléndida manopla abajo. Sólo en ese momento reaccionó Spalletti cambiando el esquema de su equipo y pasando a jugar con tres centrales (D'AmbrosioDe Vrij Skriniar) y dos carrileros largos (Soares por la derecha y Perisic por la izquierda).

Así siguió tras el descanso el conjunto italiano, un auténtico querer y no poder hoy, y a pesar de que aumentó sus prestaciones, siguió sufriendo las eléctricas contras del Eintracht en sus carnes. Lo cierto es que no parecía la noche propicia. Hay días en los que es mejor no levantarse de la cama.

Con el partido roto y el Inter volcado a la desesperada en busca de los dos goles que necesitaba para pasar pudo el Eintracht ponerle el cascabel al gato primero por mediación de Kostic y después de Jovic, pero Handanovic evitó que la sangre llegara al río.

La entrada de Esposito por Borja Valero fue el canto del cisne 'neroazzurri', un intento baldío pues el Eintracht puso el candado a su portería para terminar sellando con todos los honores el pase a cuartos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil